El capullo de algodón simboliza nuestros periodos de ascenso, auge y caída como sociedad económicamente hablando; incluso, podría ser la brújula que nos vuelva a orientar al camino del éxito