Un autor que pareciera que escribe para el hombre y la mujer ocupados del siglo XXI que quisieran tener tiempo de leer pero simplemente no lo encuentran es Etgar Keret.

¿Por qué la mayoría de las veces contamos la historia de una mujer a partir de los acontecimientos vividos con hombres? ¿Por qué nos centramos en la tragedia? ¿Por qué demonios no fue reconocida como la intelectual que fue? ¿Por qué en cuatro años de mi licenciatura en teatro nadie la mencionó?

EDICIÓN NUM. 25. SEPTIEMBRE, 2022

Veinticuatro meses después del comienzo de aquella "aventura", un grupo de sus más fieles colaboradores nos reunimos en la ciudad de Mérida, Yucatán, México para recordar la fecha y trazarnos nuevas metas

Del libro de cuentos Nada que Fingir Compadre Amasio, se está usted enculando, yo sé lo que le digo; no ...

México, estoy con ganas de hacerte el amor, retribuir el que tú me has dado tan pronto como llegué a ...

Dos personajes dialogan ÚNICA: Siempre quise correr hacia donde no había nadie.Mirar y encontrar aquel vacío que existe entre todas ...

El valor de la trova El Golfo y el Caribe han encontradoen la rítmica voz de sus troverosun medio para ...

¿Alguna vez veremos luz en todos aquellos crímenes cometemos y se comenten a nuestro alrededor, sobre nosotros, sobre los que decimos amar, o todo será normalizado cada vez para jamás conocer la verdad de los hechos que ocurren a diario?

Un espacio para poder llevar a la conversación las problemáticas del país relacionadas a la comunidad LGBTQ+

En sectores de las sociedades se ha cuestionado la presencia de la mujer en algunos deportes por el solo hecho de ser mujeres

En Yucatán, el pasado 2021, se rompió un lacerante récord de casos de suicidio con al menos 246 reconocidos oficialmente, aunque existen otras estadísticas que hablan de más de 300. Lo cierto es que se rebasó la mayor cifra en una década.

“La investigación del suicidio y las estrategias preventivas no pueden dejar de lado las consideraciones de tipo social, antropológico y psicológico. Sin embargo, hay una fuerte tendencia en México y también en otros países a considerar unilateralmente este complejo problema.

En tan solo el siglo pasado, se articularon diversas intervenciones que desde la política alimentaria ─y, más recientemente, cultural─ continúan desmembrando procesos sistémicos que garantizaban el buen funcionamiento del cuerpo y de los ecosistemas.