José Martí presente en el modelo educativo intercultural de la escuela de Popolá, Valladolid, Yucatán.

Pensar en conceptos como diversidad, sustentabilidad o interculturalidad es pensar en José Martí, en el sueño de impulsar actividades fraternas con distintas comunidades que inviten a pensar en las necesidades que involucran a los hombres, no como habitantes de un solo lugar sino del mundo.

Ivonne Boulilé Araluce

El 3 de junio del presente año en la ciudad de Mérida, Yucatán el Dr. Héctor Hernández Pardo, vicedirector de la oficina del Programa Martiniano, impartió la conferencia titulada “José Martí: por el equilibrio del mundo” en la que se destacaron varios principios del ideario pedagógico martiniano, impulsando con su discurso a fomentar y no olvidar, en especial los docentes, el vínculo entre el estudio y el trabajo, la relación entre lo instructivo y lo educativo o la unión entre la teoría y la práctica en el proceso de enseñanza-aprendizaje; dialéctica que permite vincular los conocimientos teóricos a la vida práctica de los alumnos, permitiéndoles apreciar la vida cotidiana y la interacción con lo autóctono de su región, comunidad e historia.

Los criterios de José Martí orientados hacia la formación integral del hombre, a educar para la vida con conocimientos útiles, pensamiento creador, responsabilidad de actuación y formación de valores morales hacen pensar en la relación estrecha que poseen sus ideas sobre el humanismo inclusivo y la significación asignada a la diversidad social y cultural, principios arraigados en el modelo educativo intercultural que el bachillerato de Popolá en Valladolid, Yucatán desde el año 2014 implementa.

Cónsul Raisel Calvo Margolles, Dr. Héctor Hernández-Pardo, Leonel Escalante Aguilar.

Para Martí, la humanidad es una a pesar de la diversidad cultural y sus varias etnias, para él todas las personas son dignas de recibir un buen trato, de ser respetadas y de disfrutar de todo lo que la humanidad y la naturaleza brindan, lineamientos compartidos con el modelo intercultural cuyo principal objetivo es ofrecer a las comunidades originarias de México, olvidadas y rezagadas durante mucho tiempo la educación de excelencia académica con bases científicas y humanísticas a la que todos los individuos tienen derecho, teniendo siempre presente las culturas, saberes y tradiciones, puntos importantes para lograr un nivel de equilibrio armónico.

Una educación en la que la violencia, la xenofobia, la discriminación en cualquiera de sus manifestaciones es desterrada a partir de la formación de personas generadoras de espacios de paz y conocimiento. Educación formadora de ciudadanos tolerantes y respetuosos de todas las culturas, género, orientación sexual, lenguas, pensamiento y estilos de vida. Profesionistas capaces de reconocer las fortalezas de desarrollo productivo, social y cultural de las comunidades que habitan, así como las áreas de oportunidad que necesitan ser atendidas. Estudiantes capaces de diferenciar lo urgente de lo importante, de la unión y el trabajo en equipo para lograr avances significativos, así como de poder recolectar conocimientos ancestrales a través de la oralidad con el objetivo de crear innovaciones alrededor del conocimiento tradicional, sabiduría y cosmovisión de las comunidades.

Una escuela generadora de ambientes de aprendizaje sustentables en los que se logra visualizar el aprendizaje-servicio a partir de la solidaridad de los alumnos y de los docentes hacia la comunidad, espacio en el que se pone en práctica los conocimientos, habilidades, actitudes y valores que ayudan a responder las demandas sociales. “Escuela para la vida” que recuerda no sólo el objetivo pedagógico sino la voluntad solidaria, el humanismo muchas veces olvidado tan necesario para encarar problemáticas como la falta de trabajo o de ingresos, la deserción escolar, el patrimonio histórico con el que cuenta la comunidad, las deficiencias alimentarias, enfermedades o pobreza.

Pensar en conceptos como diversidad, sustentabilidad o interculturalidad es pensar en José Martí, en el sueño de impulsar actividades fraternas con distintas comunidades que inviten a pensar en las necesidades que involucran a los hombres, no como habitantes de un solo lugar sino del mundo, cuya toma de decisiones no son más que el comienzo de otras nuevas, tan sólo un motivo para reflexionar sobre la relación entre el pensamiento y la acción, entre el saber conocer y el saber ser.

Agradecemos de corazón al Dr. Héctor Hernández Pardo el recordarnos los pilares sobre los que la educación debe descansar a través de las palabras del poeta, ensayista, filósofo, periodista y político cubano José Martí.

Nota del Editor: En la página del BI se lee que «el Bachillerato Intercultural Popolá es una institución que pertenece al nivel media superior, ubicada a pocos kilómetros de Valladolid, una comunidad llena de muchas tradiciones, costumbres, historia, gastronomía, cultura. Estas fotos (la de portada y la que acompaña esta nota) estuvieron basadas en representar un poco de lo que caracteriza a la comunidad, empezando por el trabajo que más destaca, los huertos, de dónde muchos de ellos viajan a Valladolid para la venta de sus productos en el Mercado Municipal, muchos se transportan en bicicleta, vehículo, triciclo y otros a pie. También la vestimenta es la ropa típica de la comunidad y de Yucatán. Los bordados son el trabajo que realizan la mayoría de las mujeres en la comunidad. El cesto con las hortalizas, son las que más destacan».

Ivonne Bouillé Araluce
Nació en Torreón Coahuila, en 1968. Licenciada en Historia con un posgrado en Educación. Docente de asignaturas del área de Ciencias Sociales. Trabajó del 2016 al 2020 como Responsable Académica del Bachillerato Intercultural de Popolá en Valladolid, Yucatán y del 2016 al 2018 supervisando de manera académica a los 198 planteles del Telebachillerato Comunitario (TBC) en el mismo estado, actividades que la conectaron con las costumbres, tradiciones, formas de vida y el aprendizaje servicio propio de las comunidades rurales. Ha colaborado con la Dirección General de Bachillerato de la SEP en la creación del programa modular de primer semestre del TBC “Matemáticas, fuerzas y movimiento”, con la Universidad del Valle de México campus Mérida en la elaboración del programa de la asignatura Comparative History, así como en la revisión del programa de estudios del Bachillerato Intercultural de Yucatán bajo la supervisión de la Coordinación General de Educación Intercultural y Bilingüe CGEIB.