En la vida cotidiana, la percepción social y el discurso acerca del suicidio en Yucatán se hallan silenciados.