Xenogénesis, una lectura entre la ciencia ficción y la antropología.

Xenogénesis I, Amanecer (1987) es el primer libro de una trilogía de ciencia ficción: Amanecer, Ritos de madurez e Imago, escrito por Octavia Butler, primera escritora de ciencia ficción en recibir el título «Genius» de la Fundación MacArthur (1995).

La historia de Amanecer se sitúa 250 años después de que la tierra se volviera inhabitable, debido a una guerra masiva que inició un invierno nuclear y que terminó con casi toda la vida en la tierra, a excepción de las ratas. Los sobrevivientes fueron recogidos por una especie alienígena llamada Oankali, que son comerciantes de genética. Aquí es donde empieza la historia de Lilith Lyapo.

Lilith, una estudiante de Antropología que despierta en un recinto sin una explicación más que preguntas que se le hacen de vez en cuando. El propósito de éstas son para obtener más conocimiento de Lilith. Los Oankali llevan 250 años, no sólo arreglando la tierra para que sea habitable, sino que igual estudian a los humanos sobrevivientes con los cuales ya comenzaron a hacer un intercambio genético. Lilith es una de los humanos que creen que puede ser pieza clave en el acondicionamiento y enseñanza para los humanos que van a rehabitar la tierra. Éstos tendrían que convivir con los Oankali, quienes causaban impacto al  ser vistos porque no tenían forma humana.

Lilith se encuentra en una situación, no sólo de alienación durante la primera mitad de libro, sino que igual está conflictuada entre ayudar y acatar las normas establecidas por su salvadores / captores, y la lealtad a los humanos como los conocía o los Oankali y su creación de nuevos humanos genéticamente modificados.

Octavia E. Butler, autora de la trilogía de ciencia ficción «Xenogénesis».

En la novela podemos observar elementos que evocan algunos de los conceptos que propone el postestructuralista Michael Foucault, en su obra Vigilar y castigar, puesto que la comunidad Oankali es una sociedad disciplinaria, en cuanto a su relación con los humanos, ya que los primeros tienen la ventaja en la relación de poder. Los humanos que fueron salvados son en sí cautivos donde los Oankali observan su conducta y se les sanciona cuando consideran anormal o negativa su conducta. Un ejemplo sería el ponerse violento o amenazar a un Oankali.

Normalmente el castigo es la animación suspendida, pero en este caso la reclusión es la constante. La reclusión la usan los Oankali para observar y catalogar las emociones y acciones humanas. A quienes consideraban muy negativos, malos o anormales los ponían en una animación suspendida, en la cual permanecían dormidos. A los que no, se les mantenía en constante vigilancia, como el panóptico de Foucault, ya que los Oankali tenían capacidades sensoriales prácticamente omnipresentes. La nave de los Oankali, que es una nave que tiene vida, siempre está observando y las sanciones las hacían por medio de la corrección genética o la animación suspendida. La disciplina es una constante.

Lilith se ve en un permanente conflicto, ya que ella está consciente del poder y control que tienen los Oankali sobre los humanos y sabe que ellos manipulan las circunstancias con premios y castigos para configurar y construir la nueva especie de humanos. Por medio de exámenes seleccionan a los humanos que están listos para ciertos roles, pero a los que no lo están aún, los ponen en animación suspendida o reclusión, siempre vigilados. El discurso de los Oankali es siempre un trueque en beneficio de la humanidad y los Oankali. Incluso, Lilith, en su momento, cuando empieza su trabajo de despertar a los primeros humanos que irán a la Tierra, los pone a prueba, donde la conducta de los integrantes es cuestionada para encontrar un beneficio para ella misma o, más bien, para su plan.

Joel Manzano García
Joel Manzano García Nació en Mérida, Yucatán el 23 de septiembre de 1994. Es estudiante de la Licenciatura en Antropología Social en la Universidad Autónoma de Yucatán, UADY. Es integrante del grupo de música prehispánica Agua y Miel desde 2012, con el que ha participado en diversos foros como la Semana de Yucatán en Mexico, FICMAYA 2013, 2014, 1015; la Semana de Antropología en el Instituto de Ciencias Antropológicas de la UNAM, el Festival Internacional de Jazz con el Proyecto Esencia Mestiza,entre otos. Así mismo, es fundador y creador de contenido del programa de vídeo juegos Zona Vicio que se transmite en la plataforma digital Facebook.