El epidemiólogo Ian Lipkin, profesor de la Universidad de Columbia se encargó de brindar validez científica al guion, escrito por Scott Z. Burns.