Entre el cacao y el fuego, una nueva propuesta de espiritualidad y aprendizaje intercultural

Todo comenzó con el sonar de los caracoles y la ceremonia del fuego nuevo, entre el crepitar de las llamas, el sereno de la noche, los zacatanes y los tunkules, para después recibir el cacao, en un espacio de armonía, colectividad e interculturalidad.

Como muchos sabemos, el pasado 21 de diciembre se dio un fenómeno astronómico muy especial: la alineación de Jupiter y Saturno que pudo verse incluso a simple vista y que no se presentaba desde el siglo XVIII. La alineación de ambos planetas con la luna es lo que se ha llamado como Estrella de Belén.

Para celebrar este acontecimiento, un grupo de chamanes, j’menes y curanderas danzantes de la luna se reunieron en Mérida la noche del 20 de noviembre para hacer una ceremonia y darle la bienvenida a la nueva era que coincide con el solsticio de invierno, en una iniciativa convocada por Jorge Villanueva Castillo, fundador de los Spirit Walker de Dakota y la maestra María Guadalupe Aguilar Palomo, coordinadora del proyecto Conciencia Ecológica y Mente.

Los asistentes participaron, junto con los chamanes, curanderos y abuelas, en la ceremonia del fuego nuevo, dirigida por el j’men Valerio Canche Yah, para después pasar a la ceremonia del Cacao dirigida por Jorge Villanueva y María Aguilar, en la que también entregaron la pipa sagrada de los nativos americanos a ésta última y a Mónica Sinoe, abuela Ak’bal.

Sentados en un círculo alrededor del altar que simboliza los cuatro puntos cardinales, en la cosmovisión maya, y sus colores amarillo, rojo, negro y blanco, mismo que tenía flores, agua, instrumentos musicales, semillas y otras ofrendas; los asistentes participaron del balché –bebida sagrada para los mayas—; escucharon una leyenda nativa de los indios dakota; la explicación gastronómica del cacao y sus propiedades, en voz del chef Luis Mendieta; para después dejarse llevar por la experiencia ancestral de esta semilla en todas sus formas. Un espacio de meditación colectiva, desde interiorización de la dualidad del sabor amargo-dulce del cacao, hasta la reflexión de la transformación de la materia y el devenir: semilla, chocolate para comer y beber.

Al terminar, todos bailaron al ritmo de los tunkules y zakatanes del grupo Agua y miel, mientras tomaron flores del altar para regalar unos a otros.

El j’men Valerio Canche Yah comentó que “esto es lo que hacían nuestros abuelos y se está perdiendo, por eso es importante lo que se hizo hoy, más allá de las diferencias culturales”.

“Con esto buscamos no sólo la parte espiritual sino la parte educativa y cultural sembrando semillas de paz. Se lo entregamos a Hunab Ku y al universo, invitando a la abuelita del cacao, llamando al amor en la era de Acuario”, comentó María Guadalupe Aguilar Palomo, cuyo nombre maya es Lol Ik —viento florido—, nombre que le ha sido dado por el consejo de ancianos mayas. Ella también pertenece a grupo de Mujeres Danzantes de la Luna. Los nativos americanos la nombraron Yaa Sol, Nuevo Amanecer. 

Jorge Villanueva Castillo reitera: “creemos en la humanidad y en la dualidad. El ser humano lo que ve en la pachamama le llama recursos, pero queremos que le llame relaciones, hermanos, familia para cuidarlos y respetarlos, así habrá menos contaminación pues nuestro cuerpo está conformado por los cuatro elementos. Los ancestros nos están guiando”. Él nació en Progreso, pero actualmente vive en Estados Unidos. “Ahí he estado en contacto con los nativos dakota, lakota, anashinabe, cheroquis, más tarde entré en contacto con los tibetanos, y en 2012 empezamos a hacer ceremonias, y comenzamos a tener contacto con los del sur, en Perú, y por su puesto con los mayas de mi tierra, por eso los hemos llevado a Dakota y hemos tenido un intercambio cultural que nos hace tener un crecimiento de la conciencia para el cambio”.

Verónica García Rodríguez
Nació en Mérida, Yucatán el 3 de enero de 1978. Licenciada en Educación Secundaria con la especialidad en Español por la Escuela Normal Superior de Yucatán y Maestra en Cultura y Literatura Contemporánea de Hispanoamérica por la Universidad Modelo. Diplomada en Competencia Lectora: un Enfoque para la Vida y el Aula (Tecnológico de Monterrey, 2013); Investigación Literaria con enfoque de estudios culturales (Univ. Modelo, 2008); Periodismo, protocolo y Literatura (IECY, 2004-2005) y Literatura y Crítica Literaria (ICY-Santillana, 2002-2003). Actualmente, estudia el Doctorado en Ciencias Filosóficas en la Universidad de la Habana. Narradora, poeta y editora. Ha recibido el Premio Estatal de Cuento Corto El espíritu de las Letras (2015); el Segundo Lugar del Premio Nacional de Cuento Jesús Amaro Gamboa (2005); el Premio Estatal de Poesía Joven Jorge Lara (2005) y la beca del Programa Creadores del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Yucatán (FOECAY- 2004). Becaria en dos ocasiones del Programa de Fomento y Coinversiones Culturales del Fondo para la Cultura y las Artes en 2006 y 2016, la primera por su proyecto Palabra Viva (2005-2008) para mujeres internas, jóvenes acusados de delitos violentos y enfermos de VIH y SIDA internos en el Cereso de Mérida. La segunda, fue por el proyecto Ko’olelo’ob, migrantes del tiempo que tejió un puente de memoria a partir de la palabra entre hijas, madres y abuelas de cuatro comunidades mayas de Yucatán. Es presidenta de Zedík, A. C., miembro del Centro Yucateco de Escritores, A. C. y miembro distinguido del Colegio de Profesores de Educación Básica de Yucatán, A. C. por su labor educativa dirigida generar estrategias de fomento a la lectura con niños, como el proyecto Kanules del Mundo Maya (2012-2018) y públicos vulnerables. Titular la cápsula radiofónica A salto de página, en Grupo Rivas dentro del noticiero Arcadio en la Radio, un breve espacio dedicado al placer de la lectura (2013-2016). Ha participado como ponente y conferencista en diversos encuentros y coloquios nacionales e internacionales de escritores y de educación. Coordinadora fundadora de la Escuela de Creación Literaria del Centro Estatal de Bellas Artes y de su programa de formación (2008-2011), así como del programa Biblioteca Básica de Yucatán de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (2009-2013) y de la Unidad Editorial de la misma Secretaría de 2013 a 2018. Creadora y organizadora del Foro Regional Educación y Cultura, con el tema En los espacios que habitamos en octubre de 2014 y La filosofía y la imaginación en las lenguas originarias de América en 2016; asimismo del Coloquio Internacional de Filosofía de la Ciencia y de las Grandes Ideas en octubre de 2015 y que en su emisión del 2017 llevó el subtítulo Cosmogonías de los pueblos vivos de América; y el Seminario Internacional de Periodismo que reúne a colaboradores del periódico Por Esto!, evento que se realiza desde 2015. Directora editorial del suplemento infantil MUNDOS del periódico Por Esto! (2016-2020) donde también publica artículos periódicamente. Entre sus publicaciones se encuentran Cartas a Sofía, epistolario filosófico para niños publicado por entregas en el periódico Por Esto!, el libro digital Ko’olelo’ob, migrantes del tiempo, hijas, madres y abuelas escribiendo la memoria (FONCA, SEGEY/2017), la colección infantil interactiva Kanules del Mundo maya (SEGEY/2012-2018), el libro de cuentos Vestido rojo y sin tacones (H. Ayuntamiento de Mérida/2008) y Memorias de mujeres en prisión y otros relatos (ICY, Zedík/2006), entre otros.