Escencia de amistad

La amistad es tal vez de los temas más asistidos y demandantes de la literatura universal. Si bien las dicciones pasan de un extremo a otro según las épocas en desiguales sociedades, es atrayente ver cómo está representada en obras literarias ocupando muchas veces un lugar central. Según la época se ponderan ciertos valores para tener en cuenta, ya en La Ilíada de Homero resaltó la “valentía, la lealtad, la venganza y el compromiso extremo” como compendios cardinales de la amistad entre jóvenes.

La generalidad de la amistad heroica durante la antigüedad, exclusivamente en Grecia y Roma, estaba definida por una intensidad emocional e intelectual que demandaba un compromiso irrompible. La entidad de hombres “camaradas militares” como existía en Esparta tenía como fin la producción de soldados de excelencia con valores propios del espíritu bélico. Esto mismo que terminó con aquella sociedad como tal entre el 550 y el 380 a. C, indica el patrón militar de amistad masculino que se ponderó a través de la historia.

Compromiso irrompible, lealtad, valentía y coraje, considerados como los valores acentuados por los clásicos. Sumaría la pena reflexionar este patrón de amistad masculina como único modelo. ¿Cómo cavilar en esta línea la amistad femenina? Todo hace conjeturar que la amistad entre mujeres igualmente existía, así como amistades entre hombres y mujeres. Asociar distintos géneros en el ámbito de la sexualidad, hoy, van asignando una cualidad insoslayable.

Con este preámbulo, la obra Amistad y Felicidad en Aristóteles de Héctor Zagal con un subtítulo ¿Por qué necesitamos amigos? Explica: “una vida sin amigos nunca podrá ser, por muchos bienes que poseamos, una vida lograda”, es una explicación que comparte con Aristóteles concibiendo una obra moral, el hombre a diferencia de otros seres vivos, debe creer en la felicidad, la razón, las virtudes intelectuales y morales, por supuesto la amistad; acompañadas por la salud, la comodidad económica, la educación, etcétera.

Afectos y amistades es una forma de razonar para la convivencia humana, es decir, para una vida feliz, la amistad es un mecanismo importante para una vida conquistada, no es posible que un ser humano pueda vivir sin amistades porque son factores constructivos en la vida psicosocial.

Otra relevancia, amable lector, la amistad es una virtud, sí, una disposición de una decisión correcta, uno elige a la amistad. Aristóteles concebía una relevante virtud con sus dos vicios y un punto intermedio, un defecto y otro por exceso. Zagal señala en su estudio: “la amistad aristotélica […] es un afecto calculado, razonable, mesurado”. Déjeme ser enfática, la amistad es relativa en un sentido de ciertas circunstancias que en un dado momento se pueden fracturar, es decir, romper lazos de amistad, afecto, entre las personas no es un valor moral absoluto”. Otros rasgos por nombrar están la beneficencia, concordia, generosidades relacionadas con la amistad, desear un mejor bienestar con otra persona, la benevolencia mutua entre dos seres humanos muchas ocasiones son un comienzo de amistad. Dado que la amistad es una virtud, es más un significado de Justicia. Poco se ha estudiado la philautia como hoy conocemos coloquialmente “quererse a sí mismo”, literalmente “amistad consigo mismo”, bajo una interrogante ¿cómo es uno como su propio amigo? Es una pregunta de índole psicológica, los recovecos humanos racionales e irracionales deben estar bajo una armonía que no siempre está conectada con los sentimientos humanos.

Amistad por beneficio, una convivencia que se da especialmente en los viejos, es una amistad imperfecta con un valor instrumental, pues es obvio de que es una amistad porque le es útil. Amistad por “inversión” dar un detalle, obsequio a un amigo en su momento para que en su otro momento reciba el favor de él o ella. Amistad por placer, el goce, deseo de “momentos efímeros” de satisfacción. La amistad por placer se da con mucha frecuencia entre los jóvenes y son cortas, pues entre los jóvenes no siempre son las mismas parejas de amistad y obviamente es sólo tener relaciones sexuales.

La amistad por excelencia es la amistad virtuosa, es la genuina amistad fundada en la confianza, sólida y duradera, es concebida como un hábito de querer amistosamente a quien se debe como se debe y cuando se debe.

En los seres humanos la buena amistad es recíproca, es íntegro que los amigos tengan contextos iguales o parecidos para dar y recibir bienes de toda índole. Igualdad en virtudes con sus rompecabezas de matices, asimismo se deben agradar en los momentos de compañía, afinidad de gustos con un importante punto, el conocimiento de la otra persona con todas sus implicaciones que afrontaran en la sociedad.

Por último, quisiera hacer algunas conclusiones referente a la amistad; la amistad es un sentimiento de simpatía de una química entre los seres humanos, más al ir conviviendo se mudará en un cariño mutuo, como lo define Friedrich Schiller en su Oda a la alegría “un amigo, probado en la muerte”, es la sentencia de que ese amigo o amiga va a morir por su amigo o amiga.

Norma Salazar
Norma Salazar Radica en la ciudad de México. Egresada de la Facultad de Filosofía y Letras Universidad Nacional Autónoma de México. Licenciaturas Lengua y Literatura Hispánicas, Estudios Latinoamericanos. Escuela de Teatro Luis de Tavira estudios en Dramaturgia. Doctora en Literatura Mexicana. Poeta, ensayista y reseñista. Actualmente es Columnista del diario Opinión de Yucatán, está a cargo de la sección El Hombre de la Máquina Eléctrica: Raúl Renán, colaboradora de la revista DESOCUPADO online, colaboradora de la revista Siempre! La Cultura en México. Investigadora-Coordinadora responsable de la Edición del Archivo Lusitano de Francisco Cervantes libros publicados Al revés que las víboras, Cara Lusitania edición bilingüe, Pessoa para niños, Agua que no (des) en boca, poesía amorosa, Fernando Pessoa Laberintos, selección y traducción, Vivir es un estrecho territorio, poesía y crítica (Editorial ALDVS, CONACULTA, Gobierno del Estado de Querétaro a través del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, 2010-2013). Coordinadora e investigadora del Diccionario crítico literario en las letras mexicanas del siglo XIX dirigido por el maestro Emmanuel Carballo, (México, Océano/CNCA, 2000). Publicaciones: Cariátides Mudas (Grupo Generación Espontánea, 2009), Cuadro al Óleo (ediciones ST, 2005) y Cantos Lejanos (colección La Hoja Murmurante, 1999) Ha participado en eventos académicos nacionales e internacionales. Su poesía está incluida en las antologías de Pájaro de fuego. (México, Editorial Praxis/Navachiste Ediciones, 2000). Obtuvo Mención honorífica con el poema en Nonuse, la cetácea, Alhucema (España, Asociación Cultural Alhaja/Ediciones Adhara, No 5, 2000), Anuario de la Revista Baquiana (Miami, Estados Unidos, 2007), Del Silencio hacia la luz: Mapa Poético de México, (Mérida, Yucatán, Ediciones Zur/Catarsis Literaria El Drenaje, 2008), La mujer rota. En el centenario del natalicio de Simone de Beauvoir (Jalisco, Guadalajara, Literalia Editores 2008) Participó como Coordinadora de edición en el libro-homenaje a Raúl Renán 80 veces su mundo –poesía, vida y obra-, (Oaxaca, Cantera Verde/Jalisco, Guadalajara, Secretaría de Cultura/Mérida, Yucatán, Ayuntamiento, 2008). Redes Sociales: Facebook Norma Salazar, twetter @NelizabethSaher, Linkedln Norma Salazar