Lectámbulos, año 1

En medio de diversas complejidades para sus fundadores y colaboradores, nació hace un año un proyecto que ha venido abriendo caminos a quienes han encontrado en el escenario que nos brinda, espacio para la expresión de las más heterogéneas ideas, basados en el absoluto respeto a la opinión ajena.

Todavía tengo en el recuerdo aquella larga llamada desde México de su directora, la Maestra Verónica García, en la que me comentaba la idea de fundar la revista, bajo el rótulo de Lectámbulos, y en la que me invitaba a colaborar con «un medio para todos aquellos que deseen tener un espacio para la libre expresión».

Y también me proponía que buscara entre amigos profesionales cubanos a aquellos que quisieran sumarse «a la aventura de fundar un medio de comunicación que no será un periódico, sino un espacio virtual para la confrontación de ideas, para el debate abierto, para la exposición de nuestras posiciones desde la verdad que vivimos en nuestros países».

Ya llevamos un año, y quienes nos mantenemos firmes a esos principios fundacionales de Lectámbulos agradecemos la oportunidad de que exista, pues como espacio alternativo y contracorriente, ha permitido difundir la verdad de Cuba en medio de la cruenta guerra mediática de que es objeto la mayor de las Antillas.

Diversos han sido los asuntos abordados sobre la sociedad cubana actual en estos 12 meses, tratados con profundidad y rigor desde las más disímiles artistas. No hay un solo acontecimiento de alta trascendencia que no se haya reflejado, con todas las complejidades que merece, pero siempre con la verdad como primera condición.

Temas sociales, culturales, deportivos, de la política doméstica y las relaciones internacionales, miradas al complejo contexto internacional, a la familia y sus contradicciones, a la ciencia y la tecnología, y cómo han transcurrido estos meses en medio de la COVID-19, han estado presentes en los 12 números publicados.

Destacados profesionales cubanos hoy forman parte del staff de Lectámbulos: la prestigiosa intelectual, doctora Marta Núñez; los destacados periodistas y combatientes Félix Sautié y Manuel Yepe; la reconocida investigadora Natividad Guerrero, el vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y crítico Pedro de la Hoz; la crítica de arte y directora de la galería Manuela, de la UNEAC, Virginia Alberdi; el periodista y directivo de medios Yurisander Guevarra, el doctor en Medicina y especialista en temas de Salud, Alejandro Terry Zamora, entre otros, han prestigiado con sus firmas las entregas mensuales de la publicación.

Los periodistas y escritores cubanos que hoy colaboramos habitualmente con Lectámbulos estamos felices de compartir este espacio con colegas de México, España y de otras naciones, honramos el compromiso de mantenernos junto al proyecto no obstante las adversidades y agradecemos la oportunidad de que nuestras voces se escuchen, pues es otra puerta abierta al conocimiento de lo que hoy sucede en estas tierras.

Las grandes corporaciones mediáticas no frenan sus maquinarias para difundir lo que les conviene y se alinean con sus intereses de dominación y coloniaje. Pero existen espacios, como este que hace un año nos brindó nuestra querida Verónica, para expresar ideas y puntos de vista, no siempre coincidentes ni complacientes, pero sin la presión de dueños que miran más a sus bolsillos que los intereses de las grandes mayorías.

Lectámbulos ha sido el oasis perfecto en medio de ese gran desierto de la desinformación de que somos víctima, se ha erigido como un sitio con voz propia para quienes creen en la verdad y el mejoramiento humano; su impronta, que ya transita sus primeros 12 meses, no podrá desconocerse en los días por venir, porque ya hace historia entre quienes confían que aquí encontrarán la mirada precisa y sosegada, que no habrá espacio para la manipulación y la mentira. Hoy deseamos larga vida a este proyecto y estaremos junto a él en cada entrega porque creemos en su utilidad y alcance. Felicidades a todos los «Lectambuleros», los que hacen la revista y, sobre todo, a quienes nos leen porque confían en nuestras letras.

Pelayo Terry
Pelayo Terry Cuervo es Licenciado en Periodismo y Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana. Fue Corresponsal de Guerra en Etiopía entre 1988 y 1989. Reportero y Corresponsal Jefe en La Habana de la Agencia de Información Nacional (actualmente Agencia Cubana de Noticias), subdirector del semanario Tribuna de La Habana (1997-2000), subdirector del diario Juventud Rebelde (2000-2009), Director de Juventud Rebelde (2009-2013) y Director del diario Granma (2013-2017). Actualmente es editor del sitio web Cubaperiodistas, de la Unión de Periodistas de Cuba. Ha sido conferencista y tribunal de tesis en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y presidente y miembro de varios jurados de la UPEC, entre ellos el Nacional de Periodismo José Martí, por la obra de la vida, el Juan Gualberto Gómez, por la obra del año, y el Premio Nacional de Periodismo 26 de Julio, del cual ha sido presidente en los dos últimos años. Fue premiado en varios concursos periodísticos en Cuba y consultor en temas de Periodismo y Comunicación. Fue colaborador de los diarios Por Esto! (diciembre 2017-junio 2020) en el tratamiento del tema Cuba, tanto en reportes informativos como en artículos de Opinión.