“Los tres amores de Lola”, dirigida por René Cardona, es una buena opción para disfrutar de un momento en verdad de “oro”, como lo fue la época más emblemática del cine mexicano.