La trata de personas es un delito que atenta contra los derechos humanos de las personas, violentando además, a la sombra de la justicia, principalmente a mujeres, niñas y niños en condición migrante, que por la falta de elementos para poder tipificarla ha causado mucho daño y ha destruido miles de vidas.