U páajtalil máasewáal kaajo’ , paxant ti’ kaaj ba’ale’ ku yokolta’al ti’ / Las candidaturas indígenas, una deuda anunciada y robada

Jump’éel ti’ le ba’axo’ob ku tsikbalta’al te’ k’iino’oba’, letie’ yaan u yil yéetel le candidaturas ti máasewáal kaajo’obo’, yaan máaxo’ob ts’o’ok u ya’aliko’ob ba’axo’ob ku tukultiko’ob yo’olal, kin t’aan bey Ix ts’íibe’ Ix ik’ t’aan, antropóloga yéetel maaya ko’olel, k t’aan yo’olal le candidaturas ti’ máasewáal kaajo’obe’, unaj u yilal yéetel u tuukulta’al bey jump’éel chíimpolal yéetel jump’éel ba’al najalta’an ichil ya’ab ja’abo’obe’, jump’éel meyaj káajak u meyajta’al uti’al u kaxanta’al kúuchilo’ob uts uti’al máasewáal kaajo’ob tumen mina’an máaxo’ob ka t’aanako’ob, ka u ya’alo’ob ba’axo’ob talamil ku yuuchul ichil kaaj, jump’éel meyaj yaan u yil ichil buka’aj ja’abo’ob, uti’al u ts’áabal u t’aan kaaj yéetel ka chíimpoltak tumen kaaj. Meyaj  yaan u yil bix jujump’íitil u bin ye’esal k’a’abéet u chíikpajal kaaj ti’ le meyajo’ob je’ex le je’ela’.

Chéen ba’ale’ je’ex  bix u bin u yúuchul le ba’alo’oba’, o’oli’ bey chéen táan u ch’a’ chi’tal u k’aaba’ kaaje’, p’a’as t’aan, p’éech’ óolal, ba’ax túun ku ye’esike’ ma’a jach k’expajak ichil ya’ab ja’abo’ob bix u kuxtal yéetel u tuukulta’al yo’osal máasewáal kaajo’ob, tu’ux mina’an u t’aan, mina’an u páajtalil, le je’ela’ bey yaan u yúuchul wa le kaajo’bo’ ku cha’iko’ob u yúuchul.

Le máaxo’ob táan u báaxalo’obo’ bey chéen u báaxalo’ob yéetel le kúuchilo’ob chíinpolta’an uti’al máasewáal kaajo’ob, tu’ux tu binsaj ya’abach ja’abo’ob uti’al u najaltiko’ob, yéetel xane’ le mola’ayo’obo’ ma’ tu beetik uts u meyajo’obo’ uti’al u éejenta’al le a’almaj t’aano.

Le u ts’íibtik u k’aabao’ ichil le kúuchilo’ob uti’al máasewáal máako’obo’ táan u tselik u páajtalil ti’ máaxo’ob jach máasewáalo’ob.

Yaan túun u si’ipil ti’ máax ku ya’alikubaj máasewáal kex u yóojel ma’ beyo’, bey je’ex xan  ti’ máax éejentiko’ob, je’el túuna’ ku béetik u sa’atal ba’ax u jaajil ku ya’alik. 

Ka k lúubul túun ichil ba’ax káajak u yuuchul ichil ti’ ya’ab ja’abe’, ma’ u ts’a’abal u páajtalil ti’ kaaj uti’al u t’aan yéetel uti’alintik le ba’atelilo’ob ts’o’ok u najaltiko’, u najaltik uti’al uláak’o’ob, mix juntéen uti’al kaaj.

Tak ichil walkil jayp’éel ja’abo’obe’ tak bejla’e’ u yáantal tech a apellido Maayae’ ka péech’óolta’al, k ilik ti’ le k’iino’oba’ ya’ab ti’ le máako’obo’ jach ku ts’íiboltik ka u bins kex jump’éel ti’ u apellido ich maaya, kex jump’éeli’.

U k’aasile’, wa ma’ u takpáajal ti’ jump’éel partidoe, talam ka beyak a ba’atel uti’al jump’éel candidatura, le je’el túuna ku p’aatik mina’an u páajtalil ti’ máax u k’áat báaxal, uláak’e’ le mola’ayo’ob unaj u meyajo’ob uti’al u kalantik le páajtalilo’ ma’ tu beetiko’ob

Kaajo’obe’ k’a’anan k óojeltik k páajtalilo’ob, múuch’ikbaj, takpáajal ti’ yéetel le política ti’ kaajo’, tumen ya’abach juntéenake’ ma’  óojela’an bix u béeyta’al takpáajli’, min chéen beyo’ yaan u yantal le máaxo’ob ku ye’esiko’ob jach máax le máasewáal kaajo’obo’ yéetel máaxo’ob u jach k’ajóolo’ob bix u kuxtal kaaj, máaxo’ob ku meyajo’ob uti’al kaaj ma’ chéen ka u kaxanto’ob u takpajlo’ob te’ súutuka.

* * *

Acerca de las candidaturas indígenas, tema de actualidad, tanto como escritora, poeta, antropóloga y sobre todo como mujer maya, opino que deberían mirarse y analizarse como un reconocimiento y un  derecho ganado a lo largo de cientos de años, resultado de una lucha por espacios más  justos y equitativos, que se han tenido que exigir debido a la falta representativa de los pueblos originarios y que ahora es mucho más que un reconocimiento con una carga no solo positiva sino significativa, que salda una deuda histórica que es la de visibilizar al pueblo maya, contar con una representación digna y sobre todo respaldada por las propias comunidades.

Sin embargo; como hemos visto en varios casos, pareciera que este derecho se está usado por algunos para tomar ventaja, reflejando que no ha cambiado la forma en la que desde siempre se mira y trata al pueblo maya: sin voz, ni voto y al parecer sin intención de llevar a cabo un verdadero cambio a su favor (y así será si las comunidades lo permiten).

Los candidatos y candidatas que contienden, parecieran ser que únicamente aprovechan los espacios por los que los pueblos indígenas lucharon por años. Es una historia que se repite, que no es nueva y que las Instituciones encargadas de vigilar los procesos no han sabido cómo llevarlos a buen fin y hacer cumplir la ley a favor de las comunidades, aplicar multas a quiénes ostenten de serlos y no lo son.

Actualmente vemos candidatas y candidatos no indígenas que se auto adscribieron indebidamente, negando y restándole lugar a quienes realmente sí lo son; por lo que hay que señalar que es ilegal tanto la acción de quien hace alarde de ser indígena, sabiendo que no lo es, como por quién o quiénes lo respaldan, perdiendo de esta manera la credibilidad.

Caemos en la triste historia de siempre, la negación de la voz y la apropiación de una lucha ganada, pero para beneficio de otros, nunca de los mayas. Hasta hace unos años, incluso llevar apellidos mayas, era y aún sigue siendo sujeto a discriminación; actualmente de eso que discriminaban, algunos están deseos de llevar los apellidos, aunque sea uno solo, en maya.

La compleja realidad es que, si no se pertenece a un partido político, aun siendo indígena, difícilmente se pueda aspirar a una candidatura, negando de entrada el derecho a cualquier posibilidad. Aunado a que las instancias responsables de generar las políticas para que los pueblos indígenas tengan plena participación no garantizan el acceso a ello.

Las comunidades indígenas, requerimos de una mayor formación, organización y participación para y por la vida política del país, ya que muchas veces se desconocen los mecanismos y se opta por la no participación, solo capacitando correctamente se garantiza una representación proporcional, equitativa y digna de personas que conocen desde dentro las necesidades de las comunidades, ciudadanos que realmente trabajen a favor de sus propias comunidades, no como oportunistas que busquen aprovecharse de la situación.

Elisa Chavarrea Chim
Maya-hablante, originaria de Chumayel Yucatán (1977), Licenciada en Antropología Social, (UADY). Técnica en Creación Literaria por la escuela de creación literaria en lengua maya. Maestra en Gestión del Desarrollo Rural (UACH). En octubre del 2017 finalizó el curso intensivo en Dirección de revitalización de la lengua en Euskal Herrian, en el País Vasco. Cuenta con diplomados en “Historia, arte y Religión en el área maya”; “Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas” “Género, desarrollo Sustentable e interculturalidad” “Diversidad Cultural, políticas públicas y derechos de los Pueblos Originarios de México”, “Peritaje Antropológico”. Diplomado de Literaturas Mexicanas en Lenguas Indígenas. Cuenta con experiencia en la enseñanza de la lengua maya. Ex Becaria en dos ocasiones del programa “Escritores en Lengua indígenas “del FONCA/CONACULTA. Ha colaborado en las revistas “Nikte T’aan”, Mirando al Género”; “K’áaylay”, “Jalal”, “Yook t’aan”, ha publicado en “Voz y pensamiento de las mujeres indígenas”, “ka’an ti’ilil”, “T’aan” “Los mayas tienen la palabra” “Nuevos Cantos de la Ceiba, Vol II, Escritores Contemporáneos” “Historia de Mujeres Maya Yucatecas”. En el 2017, Compiladora de la Antología “Sakalbil woojo’ob” Palabras Tejidas. Le ha sido publicado el poemario "U pixanil Kuxtal" (2019). Cuenta con el poemario "U suutukil xik'nal" (2020), en proceso de publicación. Publicación en "La experiencia literaria en lenguas indígenas Mexicanas" (2020). Publicación en writing the land. Writing humanity. The maya literary Renaissance (2020). Ha impartido clases de literatura y lengua Maya, en la Escuela de Escritores Leopoldo Peniche Vallado, Mérida, Yucatán. Cuenta con certificación como interprete en lengua maya por el INALI. Ha participado como ponente en diversos foros y conferencias, enfocados a los derechos del pueblo maya, las comunidades y mujeres mayas, la situación del pueblo maya, avances en la escritura de la lengua maya. Ha trabajado en la administración pública como en el Indemaya, en la CDI región Maxcanú, Delegación Yucatán, hoy INPI. En conjunto con Yuuyum AC, han impulsado talleres de revitalización de la lengua maya. Del 2017 al 2019 colaboro como Co-facilitadora del proyecto “Crianza con Buenos tratos”; con parteras de la comunidad de Chemax, Con la Fundación APIS Sureste. Del 2016 al 2018 Fue coordinador de campo en la Fundación Ko’ox Taani, en comunidades del sur del estado en procesos comunitarios de organización, formación y producción, con mujeres mayas. Ha participado con sus poesías en lengua maya, con el Grupo de la Hoja al Vuelo, así como en distintos recitales literarios dando muestra de su trabajo. Colaboradora Activa de Radio “Yuuyum”, que se transmite a través de Facebook Live, así como promotora de la revitalización de la lengua maya. Del 2018 a la fecha Jefa de Departamento de Patrimonio y museos comunitarios de la Secretaria de Cultura de Yucatán. Integrante del colectivo Sayab Tuukul, que impulsan actividades enfocados a la promoción, difusión y valorización de la lengua y cultura Maya.