La reciente reunión de la CELAC ha sido de suma importancia, tanto por el contexto en el que la guerra entre Rusia y Ucrania genera un reacomodo geopolítico de las grandes potencias, cuyos intereses se entrecruzan con nuestras naciones, como por los acontecimientos recientes en Nuestra América

Iniciamos el 2023 circunscritos a una serie de procesos políticos y socioeconómicos que representan grandes retos para el devenir inmediato, tanto a nivel local como internacional, y que requieren de nuestra atención, aquí te presentamos algunos.

Dejar pasar un delito de esta gravedad —porque si lo vemos fríamente, el plagio es robo de propiedad intelectual— es debilitar aún más el sistema educativo mexicano, debilitado desde hace décadas...

Cuando se habla de “ayuda” a Ucrania, debe entenderse que son préstamos a largo o mediano plazo que ésta tendrá que pagar con recursos propios o concesiones y que le serán impuestas en su momento.

La destitución del mandatario de Perú, Pedro Castillo, ¿podrá en evidencia un posible futuro para México dado el panorama de las recientes desiciones del presidente mexicano?

Pedro Castillo, indígena y profesor, enfrentó a través de sus reformas (quizás muy tibias) la avanzada de la oligarquía burguesa peruana hasta que el pasado miércoles 7 de diciembre fue derrocado.

Hoy se presenta una esperanza para la Amazonia y para Brasil al renovarse su gobierno, aún cuando el país está polarizado y la mitad aún apoya a Bolsonaro.

La guerra de Ucrania es producto de los intereses geopolíticos del imperio, que esconde la mano de ser el alimentador del conflicto.

Las medidas económicas que en su mayoría han desencadenado las protestas, aparecen como la punta de lanza de una crisis sistémica que el capitalismo latinoamericano viene arrastrando,

Estados Unidos, nuevamente juega ¿Vencidas? con China, ahora, por la isla de Taiwán