Cuando se acerca el Día de Muertos casi todos los habitantes de la península de Yucatán se preparan para elaborar la ofrenda a sus difuntos. Esto incluye el altar, la limpieza de la casa y los guisos especiales de estos días.