o se negocia una paz, de no saber cuánto duraría y a qué costo, con el vehemente deseo que sea muy larga; o se desata una guerra con costosísimas consecuencias para toda la Tierra.

Cuando se habla de “ayuda” a Ucrania, debe entenderse que son préstamos a largo o mediano plazo que ésta tendrá que pagar con recursos propios o concesiones y que le serán impuestas en su momento.

Es necesario considerar que esta guerra no es una acción deliberada de Rusia, sino que responde a las acciones de ocho años atrás, cuando los ucranianos efectuaron diversos actos de agresión en contra de las ciudades de Donest y Lugans, y que en defensa de esos territorios hubo de imponerse a esa realidad.

Se esperaba y sucedió, la presencia de Xi Jinping y la de Vladimir Putin, junto con la Narendra Modi.

La guerra de Ucrania es producto de los intereses geopolíticos del imperio, que esconde la mano de ser el alimentador del conflicto.

Estados Unidos, nuevamente juega ¿Vencidas? con China, ahora, por la isla de Taiwán

Estados Unidos ha presionado a Finlandia y Suecia a unirse a la OTAN con el propósito de “liberarlas de las presiones” que Rusia "pueda” ejercer

Nada que ocultar. Los enemigos de México no sueltan la mordida. Incitan a la sociedad a sacar a López Obrador y poner a un sátrapa que actúe a su modo.