De espectador a espectador: Luis Miguel, genio y figura hasta la sepultura

Una serie que ha causado controversia desde su primera temporada donde el hombre, el artista, el ser humano, se destapa y da a conocer su vida más íntima es Luis Miguel, la serie, donde desde los primeros capítulos de la primera temporada nos deja ver que no todo es felicidad para el ídolo musical y que desde niño tuvo que enfrentarse a las exigencias de su padre, a la austeridad económica y situaciones que podríamos pensar que no le pasan a este tipo de celebridades. Nos mostraron a un Luis Miguel a quien no le fue posible desarrollar ni siquiera una idea propia para la proyección de su carrera artista. Su padre, Luisito Rey, obstruyó y negó los impulsos artísticos de su hijo, causando frustración y descontento al Sol de México.

La primera temporada de Luis Miguel, la serie, nos mostró una cara muy cruda de que todo detrás del éxito no es miel sobre hojuelas, sobre todo ante la repentina desaparición de su madre, Marcela, que marcó su vida. Desde ese momento, dedicó con agonía y desesperación, todos sus recursos económicos y sociales para darse a la tarea de encontrarla. La buscó por cielo, tierra y mar sin tener resultado alguno.

Netflix acaba de estrenar la segunda temporada, donde nos hace ver el lado humano de Luis Miguel, sus aciertos y desaciertos en otra etapa de su vida, después de la muerte de su padre, donde, me atrevo a decir que su egocentrismo no le permitió pensar con claridad y tomar decisiones acertadas. Ser el mayor exponente musical de habla hispana, con una trayectoria de más de 49 años, aunado al gran trabajo de publicidad y marketig, seguro que pueden hacerte perder el piso.

Sólo la primera temporada le hizo ganar más de 100 millones de dólares y esta segunda no será extraño que duplique el monto, debido a la gran demanda que ha tenido en el pueblo mexicano y toda Latinoamérica.

Sin embargo, la polémica entre el teleauditorio y las críticas sobre la producción no se ha dejado esperar, aun así las personas se vuelcan por millones para saber y conocer la vida del Sol. Con todas sus virtudes y carencias cinematográficas, ha sido una de las series más esperadas del 2021, para ver a al artista con su genio y figura hasta la sepultura.

No te la puedes perder, qué mejor impresión y crítica que la tuya. Disfrútala, solo o acompañado, y déjame tus comentarios. Recuerda que, como dijo Spider Man, detrás de un gran poder hay una gran responsabilidad. Nos seguimos leyendo y no olvides comprar tus chocolates o palomitas para disfrutar de Luis Miguel, la serie, que abre la caja de pandora para conocer los secretos de un hombre, cuya vida personal, durante muchos años, estuvo fuera de cámaras.

José Manuel Castillo Cortazar
Nació en Mérida, Yucatán, el 21 de septiembre de 1976. Músico percusionista y compositor. Licenciado en Turismo por el Centro Universitario del Mayab (2010-2014) con Curso de Liderazgo docente (Universidad del Mayab/Universidad Anáhuac, 2014) y Curso de Nivelación pedagógica. (Escuela Normal Superior de Yucatán, 2014). Integrante del grupo Aqcua Viva y su trovAmor desde 1998 y director musical del grupo de música prehispánica Agua y miel desde 2012. Actualmente, es seguidor de las series de streaming, por lo que, sin ser especialista, comparte su visión de espectador a espectador. manuel.castillocortazar@gmail.com Facebook: https://www.facebook.com/Agua-y-Miel-502057503195029/?fref=ts You tube: https://www.youtube.com/user/MusicaAguayMiel