Otras fuerzas se reunen en Asia

La reunión de jefes de Estado de la Organización de la Cooperación de Shanghai realizada en la histórica y milenaria ciudad de Samarcanda, la de las Mil y Una Noches, en Uzbekistán que, junto con: Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Rusia y cuarto miembros observadores interesados en adherirse como miembros de pleno derecho: Afganistán, Belarús, Irán y Mongolia, así como seis asociados: Armenia, Azerbaiyán, Camboya, Nepal, Sri Lanka y Turquía; según acuerdos, será para una lucha contra el terrorismo regional, el separatismo étnico, el extremismo religioso y trabajar por el desarrollo regional. Se esperaba y sucedió, la presencia de Xi Jinping y la de Vladimir Putin, junto con la Narendra Modi.

Debemos dejar claro que occidente la nombra la OTAN asiática y no es así. Es un organismo político, con principios y reglas diferentes. Demuestra, esta reunión, que ha surgido un nuevo orden multipolar y que contradice las expresiones del presidente Biden, en el sentido de que esta unidad de Europa potencializa un mundo de libertades y democracia y reitera que están preparados para liderarlo. Y nada qué ver.

Entre las motivaciones, además de las propias, observan el expansionismo de Europa, las tensiones entre China y Estados Unidos por las presiones de la Isla de Taiwán y el control del mar de China meridional, los conflictos de Israel contra Irán, entre los más relevantes. Desde luego, la guerra de Rusia-Ucrania y las derivaciones que ésta produce al diferendo del gas y petróleo de Rusia a Europa, subyacente al conflicto con Ucrania.

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y China, Xi Jinping, presidieron la cumbre de la Organización de la Cooperación de Shanghái (OCS) en la histórica ciudad de Samarcanda el 16 de septiembre de 2022. Foto: EFE

En días pasados el canciller federal de Alemania, el señor Olaf Scholz decidió hacerse cargo de unas refinerías de gas rusas, según él, para garantizar la seguridad energética de Alemania y Europa. Pareciera que es una acción que debe ser señalada por la comunidad internacional, como un atraco, pero reinará el silencio, baste decir que uno más de los que se han cometido en los últimos años.

Uno se pregunta: ¿Dónde quedó el dinero sustraído de Irak de Sadán Huseín? ¿Y el oro y millones de dólares del pueblo de Libia de Maomar el Kadafi?  ¿Dónde está ese dinero y metales de esas naciones? Habría que preguntar a Inglaterra y Estados Unidos. Todos guardan silencio.

Como primera respuesta se sabe que los grandes bancos se hicieron de ellos junto con oligarcas y las muy grandes empresas fabricantes de armas para “resarcirse de deudas de material de guerra”, una respuesta muy baladí para ocultar la palabra robo.

Esperemos los resultados, que se darán en el tiempo y las respuestas de los bloques contrarios que, muy posiblemente, iniciarán una cacofonía para manejar a su antojo y necesidades.

José Perules
José Perulles López nació en Mérida, Yucatán, en noviembre de 1935. Ha sido maestro desde educación primaria a Universidad. Es Maestro en terapia de pareja y familia. Su interés y estudios en geopolítica, le ha llevado a impartir conferencias sobre temas de polìtica internacional. Es escritor de la novela costumbrista "Pozo Amargo ".