Regresarle a la sociedad el canto del Cenzontle: Erika Torres

Se estrena este fin de semana la Temporada Olimpo Cultura 2021 con la participación de más de 250 artistas de diferentes disciplinas y cerca de 200 actividades, de las cuales 25% serán presenciales, 50% en línea y 25% móviles.

En la rueda de prensa, llevada a cabo el pasado 2 de marzo y presidida por el Dr. Irving Berlín Villafaña, director de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, tuve el honor de dirigir unas palabras a nombre de los artistas e invitados de la Temporada Olimpo Cultura que abarca de marzo a agosto del 2021, las cuales comparto a continuación:

«Aquí estamos, reunidos ante la gran posibilidad de darle alimento al alma, ése que es indispensable en todo momento pero que, especialmente ahora, es de vital importancia para sobrellevar esta realidad aplastante que nos ha obligado a replantearnos las prioridades como individuos y como sociedades.

El debate sobre la importancia del arte en la vida de los ciudadanos se ha ido postergando por cubrir las necesidades básicas de nuestro país. Ante las diferencias extremas y realidades tan contrastantes, hemos decidido apostar en esta ocación, al arte como una de las herramientas positivas, poderosas y escenciales para comprender los tiempos pándémicos y los ejes que plantea nuestra naturaleza humana.

Si le damos una leida al programa que presenta esta temporada, veremos que los artistas han dirigido sus trabajos con rumbo a fomentar el conocimiento de la producción histórica mundial de repertorio y las nuevas creaciones de otro grupo de artistas se debaten entre la reelaboración de sus discursos.

Ese arco de posibilidades en la programación que hoy se nos presenta, es muy necesario para poder avanzar en el diálogo que nosotros como artistas, debemos estar dándole a la sociedad para que ambos entendamos que los resultados de esta relación nos llevan a una comprención mas amplia de nuestra dimensión humana.

Para habitar la ciudad cosmopolita que todos hemos proyectado en nuestra cabeza, esa Mérida que habita en todas las improntas que nos hacen pensar que tenemos todo lo que se necesita para poder representar al sureste mexicano, debemos recordar que para lograrlo necesitamos de esta colaboración entre el estado y los artistas independientes, para poder dar el paso que por décadas hemos estado intentando dar.

De esta manera los artistas beneficiados por el Fondo Municipal para las Artes Escénicas y la Música, así como los invitados a esta temporada, todos estamos parados aquí y ahora con el compromiso de avanzar en nuestros pensamientos, crecer en nuestras técnicas de producción, perfeccionar todos los aspectos de nuestra profesión para lograr dar ese paso multidisciplinar ante la enorme oportunidad de estar aquí, hoy, ahora, en tiempos de pandemia, aprovechando el impulso que nos da el ayuntamiento para no fenecer ante los embates de la importancia de nuestro trabajo en una sociedad que se colapsa, y a la que le debemos responder con toda la fuerza que contamos, con las herramientas propias del ser visionario y despierto que habita en cada uno de nosotros.

Hay que agradecer el paso agigantado que han tenido que dar las autoridades culturales para convertir lo real en virtual. Los estudios de la presencia virtual que comenzaran desde los años 90s y poco a poco fueran adoptados por instituciones internacionales en el arte, como museos y centros culturales, han rendido fruto para que hoy, en pleno 2021, estemos viviendo la virtualidad generada por la necesidad de hacer notar a la población en general, los esfuerzos de inversiones que se han creado para impulsar la producción en nuestro municipio y esta simple acción ha logrado que nuestro trabajo se proyecte de manera mundial…

Y ¿que consecuencias traemos con esta tan deseada proyección internacional? no nos quedará otra mas que avanzar, mejorar, arriesgar y producir todo aquello que logremos redescubrir sobre la naturaleza humana y sus manifestaciones en nuestras disciplinas. En respuesta a este empuje creativo y productivo de los artistas, correspondería un público cada vez mas cercano a las manifestaciones del arte y creo que vamos por muy buen camino.

En resumen, los artistas no sólo contemplamos la belleza, tambien exigimos una versión reflexiva de nosotros mismos y exigimos públicos cada vez mas aptos para el cambio.

Ahora, gracias a la pandemia un gran porcentaje de artistas podremos irnos de esta temporada con registros hechos por un equipo de profesionales de las artes visuales que han podido crecer con nosotros para poder comunicar todos los tipos de disciplinas que la programación de cultura del Ayuntamiento nos ha podido ofrecer en estos momentos de duelo y complejidades psicológicas de convivencia que nos ha provocado el encierro.

Todo el mundo está compartiendo esta circunstancia y debemos reconocer cada uno de los esfuerzos que se realizan para darle continuidad a la vida del arte. Corren tiempos de incertidumbre y de un presente ampliado donde si no construimos ahora no tenemos futuro. Porque somos parte del futuro como lo hemos sido del pasado y el presente.

Por todo lo anteriormente mencionado, quiero agradecer a todos los que han hecho posible esta temporada, por convertir un presupuesto pulverizado en posibilidades laborales para todos nosotros y con ello poder regresarle a la sociedad el canto del cenzontle de todos los artistas de la Temporada».

Erika Torres
Actriz, bailarina, coreógrafa, diseñadora de vestuario e iluminación, fotógrafa escénica, docente y escritora. Ha desarrollado su trabajo en México, Costa Rica, Estados Unidos y Europa. En 2000 recibe la Medalla al Mérito Artístico otorgada por el Gobierno de Yucatán. Su trabajo aborda el estudio de la naturaleza del pensamiento caótico y su expresión en el habla, la escritura y la escena; la relación entre sonido y movimiento, simbiosis e independencia en el discurso escénico, especializada en interdisciplina. Ha dirigido más de 30 producciones coreográficas con las que ha recibido becas para estudios en el extranjero por el Instituto Nacional de Bellas Artes y la Secretaría de Relaciones Exteriores, becas nacionales otorgadas por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Premio del Público y dos veces premiada como mejor bailarina en el Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López. Representó a México en el Festival Internacional de Coreógrafos de Costa Rica y en la inauguración de Les Bains Connective Art Factory de Bruselas. Sus coreografías son producciones realizadas para el Festival de Arte Contemporáneo de León, Guanajuato, el Festival Internacional Cervantino, el Festival Internacional Música y Escena, el Foro de Música Nueva Manuel Enríquez y el Festival Eduardo Mata. Es directora de teatro para cuatro producciones de las siguientes instituciones y programas: el Centro Nacional de las Artes, el Teatro de la Ciudad, el Festival Internacional Cervantino y el Programa Nacional de Teatro Escolar. En ópera, ha trabajado en dos producciones con el Estudio de Opera de Bellas Artes para el Festival Internacional Cervantino y ha sido coreógrafa de óperas del compositor mexicano Víctor Rasgado desde el 2009. Actualmente trabaja con la Compañía Nacional de Ópera desde 2019 y en producciones de ópera del Teatro del Bicentenario desde 2012.