En el mundo civilizado todos saben jugar el juego del capitalismo, todos ejecutan el rol que les corresponde, aún aquellos que creen estar del lado de las divergencias.

La región del Soconusco, en Chiapas presenta una gran diversidad, en la cual se ha dejado de lado la existencia de grupos étnicos como los huehuetecos y los mames, que cada vez son más difíciles de identificar debido a su reducción cercana a la extinción.