Las personas creadoras de arte y cultura de Quintana Roo, al igual que quienes se dedican al turismo cultural, comunitario, alternativo o ecológico, resuelven como pueden la difícil situación pues no cuentan con el suficiente respaldo estatal.

"Lo que se escribe nunca se pierde, muere cuando ya no se lee", así me dijo Ernesto Martínez Jiménez, un joven escritor maya chol, tiene 26 años y nació en Nuevo San José, municipio de Calakmul, en Campeche. Sus padres son originarios de Palenque, Chiapas y llegaron hace 35 años a esta región.