Carne y hueso para fines electorales: Apuntes de un escribidor

Es común ver en la publicidad del gobierno del Estado a Mauricio Vila cargando cajas de las vacunas que se están aplicando en la entidad, junto al ejército. También vemos una foto donde se le aplica la dosis a un señor de la tercera edad, él está ahí paradito con su cubre bocas, observando atento. ¿Qué hace ahí? La respuesta sería que el ejecutivo estatal se encarga de supervisar y coordinar, junto con el gobierno federal, la aplicación de la vacuna. Sabemos que en Mérida se han dado protestas de personal médico que no ha sido vacunado a pesar de que se enfrenta a diario con pacientes que no se sabe si están infectados, la culpa de que los médicos no estén vacunados se le echa al gobierno federal. Pero ¿Quién se encarga de hacer la gestion? ¿Cómo se coordina el gobierno federal con el estatal para que unos sean vacunados y otros no? Ya que incluso, se especula que se ha vacunado a personas que no son ni del personal médico ni gente de la tercera edad. Si se le pregunta al secretario de salud de Yucatán sus respuestas no son claras, genera más dudas que otra cosa, uno pensaría que el gobernador y los suyos están más preocupados por salir en las fotos, adjudicándose los logros, que en gestionar y coordinar la vacuna en beneficio de la población y de los que están poniendo la vida por delante para que salgamos de esta situación lo más pronto posible. Una vez más y como ha sido su costumbre, las personas son mera utilería en su camino a la presidencia.  

En un mundo ideal Mauricio Vila debería de ir a supervisar las escuelas públicas de la SEGEY, los eventos deportivos y culturales, sus respectivos centros de formación que están en el abandono y una infinidad de etcéteras, sobre todo en esos programas que tienen apoyo federal y que son mal coordinados y supervisados desde el gobierno estatal, en SEDECULTA y SEGEY hay una infinidad de ejemplos. ¿Por qué no lo hace? Porque no hay interés y no es que, con las vacunas para el coronavirus, lo haya. Lo que sí hay, en este caso, es una oportunidad para lucrar electoralmente con la vacuna. Por ética (palabra cuestionada por gran parte de los actores políticos y medios de comunicación) y por congruencia, deberían de ofrecer explicaciones y disculpas, ya que estas fotografías contradicen el discurso inicial de los gobernadores panistas de que AMLO quería usar las vacunas para fines electorales, tanto se habló de esto por parte de los gobernadores de oposición que estas fotos remarcan el cinismo con el que se desenvuelven los gobiernos prianistas, ya que si alguien está usando la vacuna para fines electorales son ellos. La pregunta es ¿Necesita estar ahí Mauricio Vila (coordinando y supervisando) para ofrecer una opinión médica relevante o es trabajo que puede hacer desde su oficina? ¿No que hay que salir de casa e ir a trabajar sólo si es absolutamente necesario e incluso él prohibió de manera anticonstitucional resguardarnos después de las 11: 30 de la noche? Se puede justificar la presencia de Vila de manera administrativa y desde un discurso elaborado, pero no deja de ser evidente que el motivo es sacar provecho electoral, por lo que una vez más se deja en claro que las personas de carne y hueso, esas que han sido afectadas por las medidas de restricción autoritarias y la dirección que tomaron los apoyos económicos, han dejado de ser importantes y solo son la escenografía para la ambición de escalar los peldaños del poder hasta llegar a la silla presidencial.

Mentada de madre

El domingo 28 de febrero un grupo de cinco personas le mentó la madre al presidente mientras viajaba en un vuelo comercial, cuando se le cuestionó sobre el incidente, AMLO respondió desde la benevolencia que eran gajes del oficio. AMLO que ha sido señalado de dictador e incluso de acallar las expresiones de rechazo en su contra a través de la censura, en casos como estos nos muestra a través de los hechos las diferencias con sus antecesores PRIANISTAS. Uno podría decir, sería el colmo que por una nimiedad como ésta el tirano tomara represalias, pero nos olvidamos que Fox, Calderón y Peña tienen mucha cola que le pisen al respecto ya que no perdonaron ninguna nimiedad.

Basta recorder los tiempos de Felipe Calderón, cuando Andrés Leonardo Gómez Emilsson, estudiante de 18 años que había recibido de manos del mandatario el Premio Nacional de la Juventud, se puso de pie en el podio, durante la ceremonia, alzó los brazos y grito: “¡Espurio!” y los del Estado Mayor presidencial lo dejaron incomunicado en un interrogatorio como si fuera un terrorista a punto de cometer un atentado. Imagino que los críticos de la censura de este 2021 tienen clara esa imagen, o acaso ¿será que están siguiendo la vida política del país desde diciembre de 2018? Lo que llaman la dictadura actual, al parecer, nos hace ver qué cómodo y hermoso era el pasado del PRIANISMO que a la menor provocación era capaz de arruinar la vida de los civiles…

Ivi May Dzib
Director del Grupo “2012 TEATRO”. Estudió la Maestría en Dirección de Escena (ESAY) y la Licenciatura en Literatura Latinoamericana (UADY). Cursó el II Diplomado Nacional de Estudios de la Dramaturgia (INBA-CONACULTA) y el Diplomado Nacional de Dramaturgia de la Zona Sur (CONACULTA-ICY). Premio Estatal de la Juventud en el área artística 2007 y Medalla al periodismo cultural “Oswaldo Baqueiro López 2017”. Finalista del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo en 2005, 2009 y 2013. En el año 2010 fue ganador del II Concurso Regional de Creación Literaria Dante en el área de teatro. Obtuvo el primer lugar en la categoría B (lectores de hasta 12 años) en el Premio Estatal de Literatura Infantil “Elvia Rodríguez Cicerol 2011”. Premio Regional de Poesía “José Díaz Bolio 2014”. Primer lugar en el V concurso Nacional de Dramaturgia Altaír Tejeda de Tamez 2015. Ha publicado media decena de libros, su obra ha sido incluida en diversas antologías, revistas y suplementos culturales a nivel nacional.