Si el anterior presidente nos tenía acostumbrados a pifias “presidenciales” un día si y el otro también, en este sexenio la constante ha sido la polarización de la sociedad.

En Campeche, a horas de realizarse el proceso electoral que habrá de elegir al gobernador, 35 diputaciones, 13 alcaldes y 22 juntas municipales, se vive un clima de relativa incertidumbre, no únicamente por los resultados, sino por el desarrollo de la jornada electoral y sus consecuencias.

El régimen neofascista de Iván Duque ha decretado el “máximo despliegue de asistencia militar a la policía” en ciudades como Cali y el departamento del Valle del Cauca, llegando ya a, por lo menos, 59 personas asesinadas por la represión ejercida contra los manifestantes colombianos tras un mes de protestas.

Una reciente encuesta realizada en diciembre de 2020 por el Centro de Investigaciones Estratégicas Pew muestra que el 67% de los encuestados considera que la mayoría de los políticos estadounidenses son corruptos.

En América Latina, el control estadounidense de los medios de prensa logró que se identificara eufemísticamente como “retorno a la democracia” o “apertura democrática”, el regreso a manos civiles de los gobiernos de aquellos países que estaban sometidos a cruentas dictaduras militares promovidas por Estados Unidos en las cinco décadas finales del pasado siglo XX.

Lograr la incorporación de la perspectiva de género requiere de cambios estructurales y nuevas formas de pensamiento que se reflejen en los objetivos, en la definición de las agendas de trabajo, en el diseño, la instrumentación, el seguimiento y la evaluación de los proyectos y programas, así como también en la asignación de recursos y prácticas presupuestarias y en los mecanismos de reclutamiento y capacitación del personal de las instituciones.

Lo rescatable es que el sexenio de AMLO nos dio un respiro, sobre todo con las políticas públicas que nos estaban llevando a una debacle social.

El sufragio femenino comparte tronco común con el movimiento feminista por preocuparse ambos de hacer visible a las mujeres en la sociedad.