La Secretaria de Educación Pública (SEP), el máximo órgano rector educativo en México

Después de la Revolución Mexicana, durante el gobierno del presidente Álvaro Obregón, el país se encontraba en una gran crisis de analfabetismo. Fue a tal extremo que el 70% de la población del país no sabía leer y escribir. Por tal motivo, el 25 de julio de 1921, por decreto presidencial, se creó la Secretaría de Educación Pública (SEP) con la intención de combatir esa problemática que ocurría en el territorio nacional. Obregón puso al frente del proyecto a José Vasconcelos –exrector de la Universidad Nacional de México (UNM), hoy Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)–, a quien nombra como primer titular de esta dependencia. El 9 de julio de 1922, un año después de la creación de la de Secretaría, se inauguró el edificio de la SEP en la calle de Argentina del Centro Histórico de la actual Ciudad de México.

Cuando José Vasconcelos tomó posesión de su cargo se crearon varias Escuelas Normales en todo el país, tales como en la Ciudad de México, el Estado de México, Yucatán, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Campeche, Guerrero, Chiapas, Coahuila, Durango, etcétera. Las más conocidas eran la Benemérita Normal Primaria y la Benemérita Normal Superior (ambas en la Ciudad de México). En el caso de Yucatán, las más conocidas fueron la Escuela Normal Rodolfo Menéndez de la Peña en la Ciudad de Mérida y la Normal Rural de San Diego en el municipio de Tekax.

En esa época, los profesores recién egresados de las Escuelas Normales salían con plazas automáticas. La finalidad era salir a todo el país para dar educación y alfabetizar a los estudiantes. Asimismo, se crearon un sinfín de escuelas primarias y secundarias. Esto tuvo el objetivo principal de hacer llegar los principios rectores de la educación mexicana, inscritos en el artículo 3º de la constitución de 1917; dichos principios son: laica, gratuita y obligatoria.

Posteriormente, la federación cedió a los estados parte de la autonomía con la creación de las Secretarías de Educación Pública a escala estatal, tales como: Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Campeche, Guerrero, Coahuila, Chiapas, Durango, Chiapas, Yucatán (creando en esta última entidad la SEGEY, Secretaría de Educación del Estado de Yucatán). Con ello surgieron los profesores estatales y los empleados administrativos y manuales dependientes del gobierno estatal.

En las entidades, hablando sobre educación básica, están los preescolares estatales y los federalizados (los cuales dependen tanto de la administración estatal y la federación). Existen primarias de sostenimiento estatal y federal. En cuanto a secundarias, tenemos las que dependen del gobierno de la entidad que son las telesecundarias y las estatales ordinarias y las secundarias de sostenimiento federal se encuentran, ahora llamadas Generales y las Técnicas, ubicadas en Mérida y en el interior del Estado.

En cuanto a educación media superior, la SEP y la SEGEY tienen varios subtemas de este tipo de formación, tales como: COBAY, Colegio de Bachilleres del Estado de Yucatán; Preparatorias Estatales; CONALEP, Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica; CBTIS, Centros de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios; CECYTEY, Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Yucatán y CETIS, Centros de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios y Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios.

En los últimos tres sexenios, la SEP ha tenido tres reformas educativas: el plan 2011, durante el gobierno de Felipe Calderón; el programa 2017, de Aprendizajes Claves, en el mandato de Enrique Peña Nieto, y el currículo 2023 de la Nueva Escuela Mexicana, NEM, durante la administración de Andrés Manuel López Obrador.

En este último régimen se creó la Ley de la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAM). Los maestros se hallan sujetos a procesos de valoración a través de elementos multifactoriales, los cuales son: instrumentos de actitudes y valores (examen), cursos extracurriculares, formación pedagógica, poseer el perfil, posgrados, antigüedad y promedio de licenciatura o posgrados, así como experiencia. Estos procesos son clave para la admisión y obtención de una plaza docente, promoción horizontal (aumento de salario), horas adicionales (para el caso de secundaria, artes, educación física y media superior), promoción vertical (cambio de función: de docente a subdirector. En el caso de secundaria y bachillerato, de subdirector a director y de directivo a supervisor).

Esto se debe a que después de la reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador se busca la excelencia en la educación, por lo cual los profesores deben concursar para todos los procesos.

En el caso de la admisión docente en educación básica y media superior los egresados de las Escuelas Normales Públicas, los Centros de Actualización del Magisterio (CAM), los de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), concursan con los graduados de las Normales Privadas y las Universidades públicas y privadas, por una base de docente.

En conclusión, la SEP va cambiando día a día y como mexicanos, debemos conocer bien las reformas que tiene ésta, ya que la misma busca dar el mejor servicio educativo a los ciudadanos.

Licenciado en Historia por la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Titulado con la monografía: “El Marentismo en Yucatán,1951-1953”, tiene varias conferencias y ponencias en la Feria Internacional de Lectura Yucatán (FILEY). Tiene varios artículos en revistas locales y diarios locales en los que destacan: “El Marentismo: la entrada formal de Yucatán al Sistema Político Mexicano, 1951-1953” y “La caricatura política durante el Marentismo en Yucatán: 1951-1953” ambos publicados en la revista de la UADY y en el Diario de Yucatán, en el Diario Informe y el Diario Por Esto!, publicaciones tales: el artículo “Peto, un pueblo emblemático del sur de Yucatán” publicado en el Diario Por Esto! En Mérida, Yucatán, México el 28 de abril de 2020; el artículo “La caricatura política en Yucatán, El caso del régimen marentista” publicado en el Diario de Yucatán en Mérida, Yucatán, México el 29 de noviembre de 2020; y el artículo “Tensiones entre el Marentismo y la Universidad Nacional del Sureste” publicado en el Diario Informe Fracto en Mérida, Yucatán, México el 8 de abril de 2021. Además, cuenta con cursos de didáctica y docencia y un diplomado. Además, es ganador del reconocimiento “Historiador Pedagógico 2022” otorgado por la Facultad de Antropología de la UADY. Actualmente está adscrito al Subsistema de Secundarias Técnicas de la Secretaria de Educación Pública del Estado de Yucatán (SEGEY) como profesor de historia.