Propósitos de Yuleisy Cruz Lezcano

Foto de Loc Dang

De ti quiero saber
las pequeñas cosas que no dices,
los proyectos en los que crees
y nadie escucha,
quiero saber los sueños
que has abandonado,
los viajes no realizados.
Quiero saber de la última vez
que sonreías, que llorabas,
que ni siquiera entendías
cómo te sentías.
Quiero escuchar el silencio
de las cosas que callabas,
mirar con tus ojos el asombro
de lo que sucedía y no esperabas.
Quisiera ser en el  tiempo
cuando te rendias,
estar en la angustia
de las cosas que no sabías.
Si quieres podemos elegir un día,
ese domingo de soledad,
cuando todo se cierra y nadie escucha,
cuando rezas por tus culpas
y aparece la banalidad de cada lucha.
Sí, podemos elegir el momento,
el cielo gris que acompaña los sentimientos
de que has hecho cosas
que no han servido para nada.
Podemos elegir el tiempo
cuando la lluvia pega a tu ventana
con ese ruido que a nadie le gusta.
Hagamos un trato y pospongamos.
Posponemos cada mal humor, cada preocupación, cada razón.
Intercambiemos sólo palabras amables,
esas que nunca usamos,
que parecen ridículas,
cariño, inventemos otras nuevas.
Contemos lo que no hemos tenido tiempo
de decir, ni ganas, ni coraje.
Tal vez alguien nos imite,
seremos la fuente de una nueva corriente
o tal vez nadie se dé cuenta.
Todo seguirá como antes.
Sin embargo, habremos superado ese «nunca»:
el domingo hecho para los fantasmas,
ese domingo en el que se ven cruzar
los pájaros salvajes ajenos a la desnudez,
mientras golpean el aire
y se estrellan contra los vidrios de las ventanas.
Ese domingo en el que el silencio se rompe
no por malas palabras
mas porque la puerta con abracadabra
Se abre, se abra
y tú digas «Quiero solo abrazarte»
y yo te responda: ¡Abrázame!

Yuleisy Cruz Lezcano
Nació en la isla de Cuba el 13 marzo de 1973, vive en Marzabotto (Bolonia; Italia). La poetisa emigró en Italia a la edad de 18 años, estudió en la Universidad de Bolonia y consiguió el título en “Ciencias enfermeristicas y obstetricia” consiguió, además, un segundo título en “Ciencias biológicas”. Trabaja en la salud pública. En su tiempo libre ama dedicarse a la escritura de poemas, poesías, relatos, a la pintura y a la escultura. Ha publicado 16 libros de poesías en Italia, dos de los cuales han sido bilingües, y un libro de narrativa. De su obra se destacan los libros: “Demamah: il signore del deserto – Demamah: el señor del desierto”, 2019; “Inventario delle cose perdute”, 2018; “Tristano e Isotta. La storia si ripete”, 2018. Asimismo, su obra ha sido traducida en distintos idiomas y compilada en diversas antologías y revistas italianas e internacionales. Ha recibido diversas distinciones por su trabajo literario, entre los cuales se encuentran: Primera clasificada en la sección Poesía y tercera clasificada en la sección Narrativa al Premio Literario “Melville” Città de Siena, Italia 2019-2020 1° edición con el libro “L’infanzia dell’erba” (La infancia de la yerba); finalista y diploma de mérito en el Concurso literario Internacional “Cartas de Amor” de Torrevecchia Teatina 20° edizione 2020 (Chieti), Italia; Diploma de mérito al Premio Nacional de Literatura Italiana Contemporanea 8° edición 2020 con el libro “L’infanzia dell’erba” (La infancia de la yerba); finalista al Premio Literario Internacional “Gaetano Cingari” 14° edizione 2020 (Reggio Calabria), Italia, con la prima versione del libro “L’infanzia dell’erba” (La infancia de la yerba); entre otros. Actualmente, es olaboradora de la revista literaria sudamericana Taller Igitur y es miembro de honor del Festival Internacional de la Poesía de Tozeur en Túnez.