Solidaridad vs odio

Cuba está pasando por horas difíciles. El incendio de grandes proporciones que desde el pasado 5 de agosto afecta a la mayor base de supertanqueros del país, ubicada en la occidental provincia de Matanzas, ha tenido en vilo a toda una nación, pendiente de cuándo y cómo podrá extinguirse el siniestro.

Reportes del mediodía de martes 9 de agosto indicaban que el camino hacia la extinción del fuego era posible y las noticias parecían más alentadoras, toda vez que las fuerzas especializadas cubanas junto con las de México y Venezuela, avanzaban sin parar para contener las intensas llamas que devoraron hasta el momento tres tanques de depósito de combustibles.

Cuba, desde los primeros minutos de la tragedia, solicitó ayuda internacional ante la gran dimensión del incendio y la poca experiencia para enfrentar sucesos de esa naturaleza y como era previsible, no se hizo de esperar que en la primera fila estuvieran el gobierno y pueblo de México, que vuelven a demostrar que la solidaridad está intrínseca en la sangre de nuestros hermanos cercanos.

Hasta este martes, habían llegado desde suelo azteca 13 vuelos de la Fuerza Aérea Mexicana, con personal, recursos (varias toneladas de espuma retardante y otros productos químicos necesarios para verter sobre las llamas) e insumos para enfrentar el fuego y de acuerdo con declaraciones del general al frente de la comitiva, la indicación del presidente Andrés Manuel López Obrador es brindar todo el apoyo necesario para lograr vencer esta triste contingencia.

Rescatistas mexicanos y venezolanos llegan a Cuba para combatir a Matanzas. Foto: Informe Oriente

Dos buques de bandera mexicana también ya llegaron a la bahía matancera en las primeras horas de esta jornada y luego de atracar de manera segura en los muelles aledaños a la base de supertanqueros, comenzarían sus labores de apoyo a las fuerzas que se encuentran en el lugar.

“Hace minutos el buque multipropósito de la Armada de México BAL-02 llegó a la Bahía de #Matanzas con un helicóptero para apoyar el combate contra el fuego. Este mismo buque trajo, hace unos meses, ayuda humanitaria a #Cuba en medio de la pandemia de #COVID19”, publicó en Twitter la periodista de la multinacional Telesur.

“Está en la bahía de Matanzas el buque Libertador, de la Armada de México, el cual contribuirá a la lucha por extinguir el incendio”, informó por su parte el portal web Cubadebate.

Otras naciones también han ofrecido ayuda y Cuba la ha aceptado sin el más mínimo condicionamiento.

Fuerza Aerea Mexicana en operaciones de rescate en Matanzas. Foto: Excelsior.com

En estos tiempos de redes sociales, ya se sabe cómo se arman campañas de todo tipo y la confusión aparece en medio de la incertidumbre y del desespero porque la situación se controle.

Tanto es así, que algunos personajes, recurrentes por cierto, que utilizan esos espacios para destilar su odio hacia la mayor de las Antillas, no han dejado de manipular, como casi siempre ocurre, las verdaderas intenciones de las autoridades cubanas y se han atrevido a insinuar que el gobierno cubano no ha aceptado la colaboración de Estados Unidos.

Está recogida en varios espacios la verdad de lo ocurrido sobre este particular. El viceministro de relaciones exteriores antillano, Carlos Fernández de Cossío, reiteró este martes el agradecimiento a organizaciones y ciudadanos norteamericanos que han manifestado su solidaridad, así como al gobierno estadounidense. Y lo explicó de esta manera a través de su cuenta en Twitter.

«Gob de EEUU ofreció condolencias desde el sábado 6 agosto al mediodía por vía Dpto Estado, lo que agradecimos directa y públicamente. Ofreció asesoría técnica, la que también agradecimos y aceptamos. Hay comunicación frecuente entre ambos gobs. Sobran las especulaciones. #Cuba», escribió.

Por su parte Johana Tablada, subdirectora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, en su perfil de Facebook dijo: Pedimos ayuda internacional y Estados Unidos fue el que tomó la decisión de ofrecer asesoría técnica. Es lo que han ofrecido hasta ahora. No depende de Cuba.  Tenemos un acuerdo bilateral firmado durante el gobierno de Obama para coordinar operaciones y combatir derrames en el mar, pero no aplica a desastres en tierra. Ofrecieron asesoría técnica (hablar por teléfono con nuestros especialistas). De inmediato lo aceptamos y se han sostenido dichas conversaciones con expertos de Estados Unidos, las cuales hemos agradecido públicamente».

Con estas dos declaraciones bastaría para desmentir a quienes utilizando las redes sociales pretenden jugar con la difícil situación a la que estos momentos se enfrenta el pueblo cubano. Pero la mentira, como se dice en Cuba, tiene patas cortas y la verdad siempre emerge. Así ha sido nuevamente, ante las manipulaciones malsanas, la verdad como bandera, ante las campañas de odio, la solidaridad.

Pelayo Terry
Pelayo Terry Cuervo es Licenciado en Periodismo y Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana. Fue Corresponsal de Guerra en Etiopía entre 1988 y 1989. Reportero y Corresponsal Jefe en La Habana de la Agencia de Información Nacional (actualmente Agencia Cubana de Noticias), subdirector del semanario Tribuna de La Habana (1997-2000), subdirector del diario Juventud Rebelde (2000-2009), Director de Juventud Rebelde (2009-2013) y Director del diario Granma (2013-2017). Actualmente es editor del sitio web Cubaperiodistas, de la Unión de Periodistas de Cuba. Ha sido conferencista y tribunal de tesis en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y presidente y miembro de varios jurados de la UPEC, entre ellos el Nacional de Periodismo José Martí, por la obra de la vida, el Juan Gualberto Gómez, por la obra del año, y el Premio Nacional de Periodismo 26 de Julio, del cual ha sido presidente en los dos últimos años. Fue premiado en varios concursos periodísticos en Cuba y consultor en temas de Periodismo y Comunicación. Fue colaborador de los diarios Por Esto! (diciembre 2017-junio 2020) en el tratamiento del tema Cuba, tanto en reportes informativos como en artículos de Opinión.