La historia del héroe maya ha desbordado las cifras de edición y traducción en los registros literarios yucatecos, pues al rebasar los 80 años de haber visto la luz, se posiciona también como un material idóneo para promover la lectura.

La lectura, ese placer culposo que incluso ha generado disputas entre los extremos del absurdo, está indiscutiblemente ligada a la labor que realizan las escritoras y los escritores