La pandemia llegó para cambiar un sinfín de rutinas, hábitos y costumbres, entre ellas las despedidas de los seres queridos fallecidos. Si la causa de la muerte es por Covid-19 queda estrictamente limitada esa despedida, hecho que hace aún más difícil el duelo,