Existen distintas formas de encierro: forzado, por elección o por seguridad y no tiene que ser corporalmente experimentado. Podemos estar físicamente caminando por las calles, presos o privados de la libertad física, libres. Existe una sola libertad.