Con-textos diversos

Estimados Lectámbulos:

Abrazamos el primer trimestre de este 2024, año bisiesto en el calendario gregoriano y del Dragón de madera, en el calendario chino; año que muchos esperaban para dar fin al periodo kármico y de cambios radicales que se presentaron en 2023.

Lo cierto es que más allá de los movimientos espirituales y personales; transitamos por los tres primeros meses de un año en el que todavía está presente el fantasma de la guerra: entre Rusia y Ucrania, la cual ha pasado a segundo término en el top de las noticias internacionales de los medios occidentales, ante el conflicto entre Israel y Palestina, que sigue generando dolor y muerte en Gaza; y, ni hablar de la guerra en Sudán, que pareciera que no existe, porque nada se habla de ésta; pero que ha generado la ola de destrucción y desplazamientos más grande en la historia de esta zona geográfica.

Cabe recordar que Sudán es el país más joven del mundo, pues apenas este 9 de julio cumplirá once años como estado independiente, para lo cual, el 99% de los habitantes de Sudán del Sur votaron en 2011 a favor del referéndum para separarse del norte; sin embargo, esto sólo recrudeció la violencia y el hambre del pueblo.

La organización Acción Contra el Hambre estima que “los cinco años de conflicto han provocado cerca de 400.000 muertes, muchas de ellas como resultado de ataques a civiles por motivos étnicos, incluidos niños y niñas y personas de avanzada edad”.

Por otro lado, tenemos en puerta el 8M, día en el que salimos a las calles a pedir que paren los feminicidios y que vuelvan las desaparecidas. Sin embargo, después de la pandemia, el actual estado de guerra que vive el mundo es el escenario perfecto para la violencia extrema, en donde las mujeres son usadas como armas de guerra, donde las violaciones y la esclavitud sexual está a la orden del día y el escenario de terror que las rodea, a ellas y a sus hijas e hijos, ponen de manifiesto el lado más oscuro de los seres humanos.

Por eso, desde un país como México, en el que se calcula que a diario son asesinadas de 10 a 11 mujeres, y en el que veremos por primera vez a una mujer en la presidencia de la república, pensamos y decimos que es necesario visibilizar los deferentes contextos en los que viven o sobre viven las mujeres y las niñas de hoy, y uno de estos es la guerra, que como bien señala Mireya Cidón de Amnistía Internacional, “es otro de los escenarios en los que el papel de las mujeres queda invisibilizado, pese a ser tan protagonistas como los hombres y sufrir las consecuencias”

Es así como esta edición doble (febrero – marzo), la nombramos Con-textos diversos, como diversas son las ideas, las palabras, los escenarios, las circunstancias y las mujeres mismas.

Sin necesidad de ser clarividente, podemos asegurar que este el vigésimo cuarto año del siglo XXI y del tercer milenio continuará la tendencia que venimos viendo desde la pandemia: un mundo más convulso y polarizado, más violento, en el que las mujeres seguirán siendo participes de los acontecimientos.

Aun así, si hacemos oídos a la cosmovisión de oriente, este año el Dragón nos invita a vivir un nuevo comienzo, un tiempo de siembra, de abrir paso a las nuevas ideas y proyectos, de poner en palabras lo que deseamos y salir al mundo, un mundo que necesita nuevos vientos de inclusión, congruencia y solidaridad.  

Verónica García Rodríguez
Nació en Mérida, Yucatán el 3 de enero de 1978. Licenciada en Educación Secundaria con la especialidad en Español por la Escuela Normal Superior de Yucatán y Maestra en Cultura y Literatura Contemporánea de Hispanoamérica por la Universidad Modelo. Diplomada en Competencia Lectora: un Enfoque para la Vida y el Aula (Tecnológico de Monterrey, 2013); Investigación Literaria con enfoque de estudios culturales (Univ. Modelo, 2008); Periodismo, protocolo y Literatura (IECY, 2004-2005) y Literatura y Crítica Literaria (ICY-Santillana, 2002-2003). Actualmente, estudia el Doctorado en Ciencias Filosóficas en la Universidad de la Habana. Narradora, poeta y editora. Ha recibido el Premio Estatal de Cuento Corto El espíritu de las Letras (2015); el Segundo Lugar del Premio Nacional de Cuento Jesús Amaro Gamboa (2005); el Premio Estatal de Poesía Joven Jorge Lara (2005) y la beca del Programa Creadores del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Yucatán (FOECAY- 2004). Becaria en dos ocasiones del Programa de Fomento y Coinversiones Culturales del Fondo para la Cultura y las Artes en 2006 y 2016, la primera por su proyecto Palabra Viva (2005-2008) para mujeres internas, jóvenes acusados de delitos violentos y enfermos de VIH y SIDA internos en el Cereso de Mérida. La segunda, fue por el proyecto Ko’olelo’ob, migrantes del tiempo que tejió un puente de memoria a partir de la palabra entre hijas, madres y abuelas de cuatro comunidades mayas de Yucatán. Es presidenta de Zedík, A. C., miembro del Centro Yucateco de Escritores, A. C. y miembro distinguido del Colegio de Profesores de Educación Básica de Yucatán, A. C. por su labor educativa dirigida generar estrategias de fomento a la lectura con niños, como el proyecto Kanules del Mundo Maya (2012-2018) y públicos vulnerables. Titular la cápsula radiofónica A salto de página, en Grupo Rivas dentro del noticiero Arcadio en la Radio, un breve espacio dedicado al placer de la lectura (2013-2016). Ha participado como ponente y conferencista en diversos encuentros y coloquios nacionales e internacionales de escritores y de educación. Coordinadora fundadora de la Escuela de Creación Literaria del Centro Estatal de Bellas Artes y de su programa de formación (2008-2011), así como del programa Biblioteca Básica de Yucatán de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (2009-2013) y de la Unidad Editorial de la misma Secretaría de 2013 a 2018. Creadora y organizadora del Foro Regional Educación y Cultura, con el tema En los espacios que habitamos en octubre de 2014 y La filosofía y la imaginación en las lenguas originarias de América en 2016; asimismo del Coloquio Internacional de Filosofía de la Ciencia y de las Grandes Ideas en octubre de 2015 y que en su emisión del 2017 llevó el subtítulo Cosmogonías de los pueblos vivos de América; y el Seminario Internacional de Periodismo que reúne a colaboradores del periódico Por Esto!, evento que se realiza desde 2015. Directora editorial del suplemento infantil MUNDOS del periódico Por Esto! (2016-2020) donde también publica artículos periódicamente. Entre sus publicaciones se encuentran Cartas a Sofía, epistolario filosófico para niños publicado por entregas en el periódico Por Esto!, el libro digital Ko’olelo’ob, migrantes del tiempo, hijas, madres y abuelas escribiendo la memoria (FONCA, SEGEY/2017), la colección infantil interactiva Kanules del Mundo maya (SEGEY/2012-2018), el libro de cuentos Vestido rojo y sin tacones (H. Ayuntamiento de Mérida/2008) y Memorias de mujeres en prisión y otros relatos (ICY, Zedík/2006), entre otros.