La elección en Argentina y sus efectos globales

El crecimiento de la Sra. X y su posibilidad de lograr la meta, permite suponer una cacería de los poderosos para menguar su furia por lo que les han “arrebatado”, con el experimento de Argentina y el triunfo de Trump se auguran tormentas en Latinoamérica, es mi modesta opinión.

Tal pareciera que uno se excede en crearse o imaginarse argumentos que pudieran ser considerados catastrofistas; sin embargo, hay que tomar en cuenta a los muchos interesados, quienes esperan que el movimiento pendular de la historia les regrese lo que, según ellos, les quitaron; estos neoliberales no descansan, son muy incisivos.

Las argumentaciones de Javier Milei presentadas en diferentes entrevistas que han circulado los medios alertan situaciones muy críticas que son alimento a las mentes neoliberales y sus embozados, fundamentalmente, de Latino América.

Pretende romper las relaciones económicas con China, de las que Argentina es un gran deudor porque “él no hace negocios con comunistas ni socialistas” y en esto se apoya la querencia del Departamento de Estado y su condena a Venezuela, Cuba, Nicaragua, China, Rusia;

Enfático reconoce que sus relaciones importantes serán con Taiwán, y romperá relaciones con China; que él sólo mira hacia occidente, por lo tanto, se pronuncia por establecer firmes relaciones con Estados Unidos e Israel, con quienes hará alianzas y por hacer lo políticamente correcto para salir de la crisis económica de larga data, por ello, cerrará el Banco Central.

Los comentaristas serios, analizando su temática económica, lo han definido como un “anarcocapitalista”, problema serio que enciende la imaginación de los expectantes neoliberales de Latinoamérica.

Milei plantea que el estado no debería existir como está, sino uno mínimo que sólo administre seguridad y justicia. Desde luego aparece el liberalismo a ultranza, privatizar las empresas del estado y que sean los particulares quienes se encarguen de la construcción, administración y de cómo responder por el funcionamiento de esas empresas. Por supuesto, seguirá con más en estos días, presentando su programa de trabajo, en el que admira lo hecho en Chile por los de la misma línea, Axel Kaiser, CEO de FPP, Fundación Para el Progreso. Ambos se han aliado en la presentación del programa Liberal a ultranza.

Desde luego admira a Trump y él mismo señala que, al igual que él, hace muchas veces lo incorrecto para ganar planas de prensa y que con sus críticas constantes y sus pronunciamientos le llevarían a la Presidencia de la República.

Lo catalogan como el segundo más influyente, según la opinión de la Universidad John Hopkins; participó como asesor del G 20 en el diseño de políticas económicas y fue asesor del Foro Económico Mundial.

Se relaciona con Axel Kaiser, presidente de la Fundación Para el Progreso (FPP), de corte liberal con sede en Chile.

El programa de Milei consiste en dinamizar la economía y para ello, propone dolarizarla, es dejar que Estados Unidos tome todas las decisiones económicas y sin el Banco Central, al que piensa cerrar y con ello, deja de regular el “trasvase” de moneda nacional a dólares, ya que, en adelante, ésta será la moneda del manejo para todos los argentinos. Pienso que es dejar a la población en total indefensión ante la dependencia de la moneda extranjera y sin un banco que modere y regule los cambios naturales de una economía en el país.

Da la impresión de que tira un cuento, que puede ser real, de tal suerte, que los latinoamericanos, sigamos la corriente y provoquemos movimientos similares que, de alguna manera, se forme, algo, como una Unión al estilo de Europa, pero bajo el tutelaje del imperio y que desaparezca los BRICS.

Además, puede ser una estrategia que permita regular los flujos del capital chino en el área de influencia de Estados Unidos, mismos que llegan por medio de la Ruta de la Seda.

Axel Kaiser, otro liberal, en un documento que se distribuye por YouTube, expone las diferencias del liberalismo y el neoliberalismo, en el que quisiera dar a entender que tienen similitudes, y su origen está en las Teorías de Adam Smith pero que, en el tiempo, pareciera, que el neoliberalismo, es una forma de Social Democracia, pero, limitando en lo más posible, las regulaciones del Estado.

Pese a todo, pareciera una quimera que pudiera darse y entronizar al mundo, más a Latinoamérica, en los conflictos que se tuvieron y tienen los países de la región. Sin embargo, existen muchas limitantes a que esto ocurra. Si bien, la persistencia de más gobiernos progresistas en la región y la profundización de sus proyectos de desarrollo y atención a sus pueblos, se convierten en valladar que impulsa a los neoliberales a insistir, y con contundencia, en la descalificación de tales proyectos.

Es sabido que el Trump puede tener acuerdos con el señor Putin y al menos, podría intentar un “acuerdo previo” sobre el asunto de Ucrania. Esto puede ser especulativo, pero durante su mandato procuró, tal vez por artificios, una “relación” con el jerarca ruso.

En este momento, en que Inglaterra muestra cierto decaimiento en su economía; la pérdida de varias naciones de África que se independizan; el cobro por el Brexit; el intento de separación de Irlanda; la pérdida de Francia por los resultados del levantamiento de sus colonias; el desasosiego de los europeos sobre los acontecimientos que ocurren en su entorno por las consecuencias de la guerra de Ucrania; la no aceptación de más ciudadanos estadunidenses del involucramiento de su gobierno en los conflictos de su país en otras latitudes, mueven las coordenadas en sentido de camino a una crisis de consecuencias no determinadas en este momento.

Pienso que las teorías de Milei y Kaiser son sus expresiones personales y en caso de que el primero ganara en la Argentina no tendría un gobierno fácil, sino que las fuerzas progresistas harán su mejor esfuerzo por limitar su plan.

José Perulles López
José Perulles López nació en Mérida, Yucatán, en noviembre de 1935. Ha sido maestro desde educación primaria a Universidad. Es Maestro en terapia de pareja y familia. Su interés y estudios en geopolítica, le ha llevado a impartir conferencias sobre temas de polìtica internacional. Es escritor de la novela costumbrista "Pozo Amargo ".