¿Para esto voté por AMLO?: Apuntes de un escribidor

Breve recuento del panorama actual

-FRENAAA (compuesta por empresarios, acaudalados y «gente bien») declararon culpable a Andrés Manuel López Obrador por «delitos» entre los que destacan crímenes como genocidio, traición a la patria, peculado, crimen organizado y crímenes electorales.

-«Figuras» de la talla de Loret de Mola, Brozo, Chumel Torres, Ciro Gómez Leyva, López Dóriga, Aguilar Camín y Kruaze se sienten perseguidos, intimidados, amenazados y con la sensación de que su libertad de expresión peligra al igual que la verdad.

-Litigantes, jueces y magistrados de México han establecido contacto con el relator especial de la ONU para pedir ayuda, ya que sienten que AMLO los anda presionando por las decisiones que toman y a quiénes defienden.

-Gobernantes de la oposición de diferentes Estados de la república han formado un frente para luchar contra el gobierno federal y demostrar que no se «cuadrarán» ante el presidente así como así, ya que son PRIANISTAS acostumbrados a hacer lo que quieran con el dinero del erario.

-El INE se ampara contra los recortes presupuestales para que sus integrantes continúen viviendo como virreyes y por primera vez se ponen a trabajar haciendo una revisión minuciosa de la ley para poder frenar el imparable rechazo al PRIAN y demás partidos y a fuerzas regresar a la fórmula de los sexenios anteriores. Incluso ya suspendieron 49 candidaturas de Morena.

-Las vacas sagradas (y las vacas sagradas emergentes) del arte, se sienten ofendidos porque pensaron que iban a vivir con los privilegios de los diputados durante la cuarta transformación, solo por generar «discursos» socialmente aceptables y entonces arremeten contra el gobierno federal ante la posibilidad de que sus «privilegios» se compartan con aquellos artistas y formadores que siempre han trabajado sin nada o con muy poco.

-Los medios que se decían «objetivos» y aliados con las causas sociales se sienten ofendidos y utililizados por no recibir dinero suficiente para seguir en pie, ya que eso de no habrá chayote «jaló parejo», de ahí que se hayan unido a una gran campaña de desinformación, exageración y tergiversación de las políticas públicas y las medidas sanitarias por la pandemia con el fin de hacer reaccionar al actual presidente.

-Empresarios se amparan para no pagar impuestos y amenazan con irse del país si esta política socialista no cambia, a su vez que AMLO advierte a mineras canadienses que traten a los trabajadores mexicanos como tratarían a los de su país. La voz del público es que AMLO está ahuyentando a los que se encargan de generar empleos y crear riqueza en México.

-Saqueadores del dinero del erario, que estuvieron en las administradores públicas pasadas y quienes hicieron negocios de manera obscena para favorecer a empresarios de otros países o a sus familias, han tenido que reportarse con las autoridades mexicanas para devolver parte del dinero, comprometerse a hacerlo o iniciar un juicio por sus delitos. A pesar de que desde la FGR se intenta exonerarlos gracias a la complicidad de quienes quieren que todo vuelva a ser igual, se siguen estos juicios que según la opinión general es una farsa.  

Podríamos seguir, pero parece que con esto ya queda claro el punto.

¿Para esto vote por AMLO?

Muchos se hacen la misma pregunta ahora que estamos a casi la mitad del sexenio, en lo particular la respuesta es sí. Podemos ver cómo las quejas provienen de los sectores más favorecidos, quienes ven cualquier recurso dirigido a los sectores más vulnerables como un sin sentido, como si los pobres no necesitaran dinero ya que están acostumbrados a la pobreza, pero ellos necesitan departamentos en Estados Unidos o ranchos por diversos rincones de México o cuentas en paraisos fiscales.

Vemos ahora cómo la gente que se creía intocable, la que había secuestrado el poder, va perdiendo la posibilidad de cumplir todos sus caprichos (Zerón gastó 15 millones en comida gourmet mientras “buscaba” a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa), ahora hay filtros que los incomodan, eso los hace enfurecer y denostar al actual gobierno. Por supuesto que la crítica a partir de los números, que nos muestran que la violencia en el país no ha bajado y que en otros ámbitos seguimos igual, es correcta, pero la complejidad de los problemas del país no es poca cosa, ni por decreto se podría revertir en tres años toda una cultura de odio, corrupción, impunidad, violencia y saqueo que se construyó desde las cúpulas de los partidos políticos, principalmente desde el PRIAN.

Aquí lo rescatable es que el sexenio de AMLO nos dio un respiro, sobre todo con las políticas públicas que nos estaban llevando a una debacle social. Recordemos las reformas estructurales donde se beneficiaban las grandes empresas, los politicos y sus familias a costa de la clase trabajadora y de la pérdida de los derechos laborales y civiles. Estábamos cerca de un sistema de esclavitud moderno cuyo vigia era el propio Estado, quien se encargaba de asegurar que su propio pueblo fuera explotado. Ahora se elevó a rango constitucional los programas sociales, se pretende incorporar de manera activa a personas que no estudian ni trabajan al mercado laboral, se quiere poner un alto al monopolio de las grandes farmaceuticas quienes han absorvido el dinero público a sobreprecios, lucrando con la enfermedad y el dolor; se ha dado la espalda al pacto de impunidad donde los más ricos eran los que menos pagaban por todos los servicios. Todo esto ha enfurecido a muchos, quienes no se han detenido para financiar a medios de comunicación y hacer una campana que desvíe la atención de todos estos temas. A casi tres años mi respuesta a la pregunta es bastante sencilla, sí, para eso vote por AMLO, no quiero ni imaginarme la vacunación contra el COVID a manos de Meade o Anaya.     

NOTAS APARTE:

-Eso de querer destruir todo lo que se construyó con tanto esfuerzo ha llegado a niveles alarmantes que ya salieron Santiago Creel, Ernesto Zedillo, José Woldenberg y hasta el Departamento de Estado de E.U al quite. Imagínense que quieren blindar a la gallina de los huevos de oro llamada México…

-Ahora que llegaron las vacunas a Yucatán veremos a Vila dar la cara para salir en las fotos, ojalá y tuviera el mismo interés para dar la cara a otros sectores de la población, a los maestros por ejemplo, poque la gestión del Estado les ha quedado a deber

Ivi May Dzib
Director del Grupo “2012 TEATRO”. Estudió la Maestría en Dirección de Escena (ESAY) y la Licenciatura en Literatura Latinoamericana (UADY). Cursó el II Diplomado Nacional de Estudios de la Dramaturgia (INBA-CONACULTA) y el Diplomado Nacional de Dramaturgia de la Zona Sur (CONACULTA-ICY). Premio Estatal de la Juventud en el área artística 2007 y Medalla al periodismo cultural “Oswaldo Baqueiro López 2017”. Finalista del Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo en 2005, 2009 y 2013. En el año 2010 fue ganador del II Concurso Regional de Creación Literaria Dante en el área de teatro. Obtuvo el primer lugar en la categoría B (lectores de hasta 12 años) en el Premio Estatal de Literatura Infantil “Elvia Rodríguez Cicerol 2011”. Premio Regional de Poesía “José Díaz Bolio 2014”. Primer lugar en el V concurso Nacional de Dramaturgia Altaír Tejeda de Tamez 2015. Ha publicado media decena de libros, su obra ha sido incluida en diversas antologías, revistas y suplementos culturales a nivel nacional.