Poesía Luis Ortega

Tormenta de invierno

El cielo libera vapor de iceberg 
                       cuando suelta en dolor 
                                  masa polar que envuelve su latir 
entre nubes que congelan 
           la mirada del viajero. 
  
Nieva melancolía sobre espera 
anchuroso camino inicia el olvido 
                              más recóndito 
 cuando su reflejo 
            boga resquicios de realidad 
                                    como fantasma. 
  
Bruma sobre pensamientos de ocaso 
                     en ilusorio trajín de mortales 
                                             demencia y despertar. 
  
Su letargo impasible 
              tormenta de invierno 
                             petrifica corazonadas 
tempestad que destierra la máxima esperanza 
y hace naufragar en glaciación 
                         la misma desventura. 

Caribe sin tormentas

Xcacel

                                    Para Giovanni Avashadur, 
                                    pintor de todos los Caribes.  
 

Germina el asombro desde tu creación 
pincel que obsequia su audaz argumento 
                                de trazo 
                                   mancha 
                                     y argamasa. 
  
Antigua jungla emerge la pátina 
                          del tiempo 
y arena es eclosión inventando seres su matriz 
                                         a flor de marejada. 
  
Viento azul 
         ola 
           sargazo 
corrientes que deparan
                 varados continentes 
                               sobre su propio asombro. 
  
Caribe sin huracanes 
es sólo fantasía. 
  
Desde el turquesa el godete 
                        moja de mar los sueños 
nos mantiene a flote 
                 con levante y ocaso 
                                  como insignia. 
  
 El sol se deja sumergir entre peñas 
 y el verde desborda la retina 
 océano en pleno desmayo 
 que sucumbe a oscuridad 
                      cuando toma posesión 
                                      de su rumbo al naufragio.
     

Corazón de la demencia

Lleno de poesía agujeros de olvido 
espacios demenciales en pereza. 
  
Pido al verso desborde enigmas 
                          a babor de la ignorancia 
que la metáfora no cure elogios vagos 
                                        supersticiosos 
                                                       vacíos 
ni la imaginación alcance para medias ideas 
o el aliento no agregue despedida 
                           a la mirada de su ruta. 
  
Precipicio interno quema como añeja ausencia 
clamor que monta el horizonte 
                        y desaparece cuando el sueño 
                                                 se desploma. 
Luis Ortega
Nació en Mérida, Yucatán en 1970. Poeta, cantautor y promotor cultural, es miembro del Centro Yucateco de Escritores A. C., de Literatos Riviera Maya y de la sala de lectura La Hojarasca, ha publicado poemas, cuentos y ensayos en revistas y suplementos locales, nacionales y extranjeros. Sus poemas aparecen en las antologías Horas a salvo (1994), Desde otra torre (1995), Litoral del relámpago (2000), 100 poetas del mundo (2006); ha publicado los libros de poemas Bitácora de vuelo (Linaje Editores, Edo. de México, 2003) y Rutinario de la desesperanza (Letras en Rebeldía, Mérida, 2019).