La región del Soconusco, en Chiapas presenta una gran diversidad, en la cual se ha dejado de lado la existencia de grupos étnicos como los huehuetecos y los mames, que cada vez son más difíciles de identificar debido a su reducción cercana a la extinción.

La Covid-19 alteró inesperadamente las fronteras de la enseñanza superior presencial en marzo de 2020 y obligó a emplear sólo métodos virtuales para concluir el semestre. Profesores y directivos reconsideran aún cómo continuar la docencia bajo esta pandemia infinita.

Los profesores y las profesoras de este país compartimos oficio, pero, sin duda, no siempre compartimos los mismos recursos. Todos y todas trabajamos para sacar el agua que amenaza con hundirnos el barco, pero no todos contamos con las mismas herramientas: hay quienes tenemos el privilegio de tener cubetas, otros, mucho más, solamente cuentan con sus manos. No hay rincón de este país que no esté marcado por la desigualdad y la trinchera docente no es la excepción.

la nueva modalidad a distancia no ocultó el desfase existente entre lo económico, político y lo social, ni tampoco que en México el acceso a internet es menor al de muchos países en vías de desarrollo y que si lejos se está de hacer un uso adecuado de las tecnologías de la información y comunicación, más lejos todavía de contar con plataformas digitales que permitan un aprendizaje de calidad.

La educación de los jóvenes y del pueblo en general debe fundamentarse en las realidades específicas que vivimos en el pasado y en el presente que tenemos por delante. Estamos en la Hora de los mameyes.

Fue una experiencia inolvidable. Al volver a la unidad, L. me dijo “Llevo once años preso y es la primera vez que puedo hacer algo que me gusta.”