El sureste yucateco fue el último rincón mexicano invadido por los españoles en 1542, después de veinte años de ser conquistada la gran Tenochtitlán, aunque no del todo sometida la península, debido a lo aguerrido de los habitantes mayas y a sus estrategias militares, aún mucho después del porfiriato.

La colonización del actual estado de Quintana Roo, destacando que esta última tuvo como objetivo acabar con la presencia indígena que mantenía activa su resistencia medio siglo después de iniciada la llamada guerra de castas de 1847

Existe la versión de que Inglaterra, desde su colonia de Honduras Británicas, proporcionaba armamento a los mayas cruzo’ob en su lucha contra el gobierno yucateco, esto se menciona como si se tratara de un obsequio de armas a los rebeldes dado el interés británico de quedarse con la porción territorial que es actualmente Belice.

Se encuentra ya en la plataforma de Netflix la película El baile de los 41, historia que durante muchos años fue escasamente difundida, con nula documentación e información y casi exclusivamente recordada como una anécdota burlesca y caricaturizada, gracias a los cartones de José Guadalupe Posadas.