Ya era costumbre ir a buscarla a la cantina de la esquina. Ese tugurio, entonces, se llamaba Los Venaditos y ...

Días de confinamiento por la COVID – 19. Poco más de las ocho de la tarde y los aplausos van ...

Chocolate, deleite celestial. Dios le dio alas a los ángeles y chocolate a los humanos. Para las tardes lluviosas, chocolate ...

Préambulo El número, la letra, la voz,los intermediarios de la razón, sepulcrada entre tanto vacío, quizá concreto, quizá indefinición.   ...

I Estoy a tiempo de vencer las huellas del rechazo las manchas de aire salino por las paredesel sin fin ...

Tormenta de invierno El cielo libera vapor de iceberg       cuando suelta en dolor masa polar que envuelve su ...

Mi piel es verde. Pequeñas hojas comienzan a nacer en las comisuras de mis labios, en las orejas, en los ...

Con los ojos entreabiertos, el rostro empapado de sudor por la extrema humedad que se percibía en el ambiente, descubrí ...

¿Cuál horizonte volátil, esfuma caos? ¿Cuál horizonte blanquizco, tiene una pócima? ¿Cuál horizonte pardusco, ventea la muerte? ...

Esther se encuentra en medio de la nada. En un bote, acostada en posición fetal con los ojos cerrados. Al ...