Lesiones al derecho provenientes de organizaciones religiosas (neopentecostales, entre otras judeocristianas) las cuales profesan la sanción del pecado (teología) como norma punitiva divina, no siempre se adhieren a la máxima jurídica en la cual todo delito acarrea la misma consecuencia, desde la norma humana (derecho), sea esta de carácter social, económica o privativa de libertad.

Según el Banco Mundial, el 55% de la fuerza laboral a nivel global está constituida por mujeres; sin embargo, éstas sólo ocupan el 10,9% de los puestos de liderazgo.

Los 24 números de Lectámbulos demostraron que sus colaboradores, de una u otra manera, echaron mano a la propuesta de la profesora y periodista cubana Isabel Moya de escribir empleando la “letra con género”.

“¡Las cubanas son santas! Nos salvaron del bicho, mientras hacían todo en casa". “Las mujeres nos controlan incluso en nuestros trabajos. ¿Qué más quieren? "

Nuevamente en esta etapa de la historia las mujeres han sido ignoradas y es poco conocido el importante papel que desempeñaron algunas mujeres como Elvia Carrillo Puerto y Rosa Torres, entre otras.

Los comunicadores tienen que desprenderse de las concepciones patriarcales que practican consciente e inconscientemente, de manera que adviertan con su pensamiento crítico a la población cubana de cuáles son los obstáculos que frenan las relaciones de género y cómo entre todos podemos desterrarlos.

En su gran mayoría las mujeres latinoamericanas vivimos bajo regímenes patriarcales capitalistas que han originado profundos niveles de desigualdad social, explotación, e injusticia social, donde somos nosotras quienes más sufrimos pobreza, discriminación y violencia.

No es lo mismo leer en libros académicos la intensión patriarcal de invisibilizar nuestro importante papel en la historia que conocer el enorme templo de Hatshepsut de la dinastía XVIII de Egipto, la faraóna que reinó de 1490-1468 a. C. en una de las etapas más importantes del florecimiento de la cultura egipcia.